¿Cómo escoger el vestido de novia? Con estos pasos lucirás el más bello

¿Qué mujer no anda detrás del vestido de novia perfecto? Muchas veces te entra el desespero porque no encuentras lo que habías imaginado y te llenas de miedo pensando que no vas a conseguir lo que quieres. Aunque, más bien, lo que puede ser es que no sabes muy bien qué es lo que quieres.

Lo primero es pensar en el tipo boda que deseamos, si queremos una boda descomplicada o por el contrario una donde la etiqueta marque la pauta, aunque no lo creas definiendo estos simples detalles ya habrás dado el primer paso. Sin embargo, no puedes olvidar o dejar de lado el clima de la ciudad donde darás “el sí”, al igual de la hora de tu ceremonia. Teniendo claro estos aspectos te ayudaremos a no caer en los 7 errores que puedes cometer en la elección de tu vestido de novia.

En muchas ocasiones encontrar el “famoso” vestido no es fácil. Se nos presentan miles de dudas al respecto, si nos entalla bien, si tiene una espectacular caída, si se quiere disimular la figura, si estiliza nuestra figura, piensas inclusive que ninguno te convence, que no te favorece. Pero hoy hemos recopilado 5 pasos para encontrar el vestido de novia perfecto para hacer de esta decisión algo más fácil.

  1. Según tu personalidad
  2. Según el material
  3. Según la tonalidad de tu piel
  4. Según la forma de tu cuerpo
  5. Prueba

1. Según tu personalidad

Lo primero es tener claro que no debes ir disfrazada, por mucho que las tendencias te encanten. Quizás no sea tu estilo y, lo realmente importante, es que sientas que eres tú. Es cierto que deberás mirar blogs y webs de boda como Zankyou para ver cuáles son las tendencias en bodas, pero lo que realmente importa es que sientas que sigues siendo tú con el modelo que elijas.

Foto: Blumarine

Clásica: eres una novia clásica si apuestas por lo tradicional, por aquello que no pasa de moda, sencillo pero elegante y sofisticado. Este tipo de novias siempre elegirán un diseño con cuello barco o escote en V acompañado de velo y joyas como perlas o diamantes.

Romántica: son delicadas y sencillas. Las novias románticas suelen elegir vestidos de tul o gasa con bordados de lo más románticos con motivos florales.

Boho: las novias que se casan en la playa o al aire libre apuestan por un vestido boho, para darle un estilo hippie a su look, con tejidos ligeros y vaporosos, y complementos como coronas florales.

Foto: Vestido Cymbeline
Foto: Vestido Cymbeline

Vintage: eres una novia vintage si te encantan los estilos antiguos, los encajes y los vestidos victorianos. Buscan el tejido más espectacular (incluso heredado) que le dé ese aire vintage a su look.

Moderna: la novia moderna quiere darle un toque vanguardista a su look, es atrevida y apuesta por cortes asimétricos en su vestido, incluso por vestidos cortos o grandes aberturas.

Foto: Pronovias

El vestido tiene que reflejar el estilo natural de la novia, ante todo. Si eliges un modelo que no tenga nada que ver con tu estilo, se notará y quedará muy postizo. No debes nunca comprar un diseño que sea ‘lo último’ pero que no te favorezca, incluso si quieres que tu vestido sea atípico porque así es tu estilo, ¡adelante!

Si la ilusión de tu vida es casarte de rojo, ¿por qué no hacerlo? Para elegir lo más adecuado, debes dejarte aconsejar por el diseñador, pero siempre teniendo en cuenta tu idea inicial. Evita cambiar de dirección si no nace de ti y trata de que tu personalidad quede reflejada en el vestido y no oculta en él.

Foto: Rosa Clará
Foto: Rosa Clará

2. Según el material

Ten en cuenta la idea de hacerte el vestido a medida. La relación calidad-precio es buena, ya que lo harán sobre tu cuerpo, y será único, no habrá otro igual. Si no quieres hacértelo a medida, los diseñadores recomiendan escoger un vestido de catálogo y personalizarlo. Busca aquel que te haga sentir tú misma y personalízalo con algo que lo haga diferente: un aplique en la cintura o cadera, un tejido diferente, un complemento arriesgado… ¡Que refleje tu personalidad!

No debes pensar que estar hermosa y cómoda es incompatible. Si llevas un vestido demasiado ajustado, no podrás disfrutar del menú o la celebración y te arrepentirás. Escoge uno que te permita disfrutar del gran día. Así mismo, elige tejidos de calidad, conoce los tipos de telas para tu vestido y si tú no entiendes mucho de telas, que te acompañe alguien que tenga más conocimientos. Aquí te mostramos los tejidos de novia más utilizados:

Mikado: se trata de una tela de seda natural gruesa con brillo.

Brocado: tela con relieves dorados o plateados. Estos dibujos suelen ser motivos vegetales o geométricos de inspiración oriental.

Piqué: es una tela áspera, con cuerpo, en la que se pueden observar a modo de dibujo formas de malla muy sutiles.

Vestidos de Brocado y piqué

Otomán: tiene mucho cuerpo, un aspecto rayado y es muy gruesa y firme.

Tafetán: se trata de un tejido con mucho volumen, es una seda muy brillante.

Organza: es un tejido rígido ya que recibe un tratamiento químico para darle ese aspecto, aunque es una tela fina casi transparente. Será de seda o algodón.

Crepé: es una tela de aspecto irregular y con tacto granular. Pueden ser de lana, plisado, georgette… Es el tejido más adecuado para vestidos de corte sirena y también para vestidos con volumen. Normalmente van acompañados de pedrería y bordados.

Vestidos de crepe y organza
Vestidos de crepe y organza

Encaje: se obtiene a partir de la mezcla de seda, algodón y lino o hilos metálicos. El encaje es un tejido que se utiliza para complementar otras telas, como adorno. Es el preferido para vestidos con estilo vintage.

Gasa: ideal para diseños muy vaporosos, para vestidos de novia para bodas en la playa. Se trata de una tela ligera, suave y que pesa muy poco.

Tul: tela muy ligera y transparente con aspecto de malla y textura áspera.

Vestidos de gasa y tul

3. Según la tonalidad de tu piel

Tendrás que elegir bien el color, ya que no a todas las pieles les va bien el mismo tono de blanco. Y para que no te queden dudas, te mostramos las diferentes tonalidades en vestidos de novia para que las diferencies a la perfección.

Tonalidades para los vestidos de novia
Tonalidades para los vestidos de novia

Blanco puro: un blanco azulado y destellante. Es el blanco de los vestidos de comunión. Perfecto para novias de tez oscura.

Blanco nieve: es un blanco radiante pero sin ese matiz azulado, el color de la nieve. Es el más parecido al blanco puro, aunque sigue siendo un color no muy popular.  Sin duda, novias con tono de piel moreno apuestan por este blanco.

Foto: Pronovias
Foto: Pronovias

Crudo/blanco roto: se trata del tono de blanco que más novias utilizan, de hecho, casi un 90% de ellas lo elige para su diseño. Es el color natural de la seda antes de someterla a tinturas. Un blanco apagado que favorece muchísimo, sobre todo, a las novias con un tono de piel ni muy claro ni muy moreno, color canela.

Foto: Elie Saab
Foto: Elie Saab

Perla: similar al crudo con un tono cercano a la vainilla, no es muy fácil de encontrar pero es un tono elegante y muy fino. Este tono es el más utilizado por novias de más de 40 años. Ideal para mujeres que tienen la piel más morena.

Marfil: menos cercano al blanco puro que el perla, se acerca más al beige. Es uno de los tonos de blanco más favorecedores ya que es el más cálido. Si tienes la piel muy blanca, lo mejor es que apuestes por el color marfil.

Champán: suavemente dorado, como la bebida que lleva su nombre. Este sí que no le sienta bien a todos los tipos de piel, pero a la piel morena, le sienta realmente espectacular. 

Nude: es el color de la piel, no se suele utilizar como tono principal para el vestido, pero sí para combinaciones de color con blancos o crudos, con bordados o encajes que simulan efecto tattoo.

Rosa empolvado: no es blanco como tal, pero se utiliza mucho en los vestidos de novia con aire vintage. Es un rosa con mezcla de beige y blanco, muy suave. Una de las mejores opciones para las novias de piel clara.

Foto: Bluemarine
Foto: Bluemarine

4. Según la forma de tu cuerpo

Seguramente ya partas con una idea inicial del vestido que quieres pero, ¿es el corte que realmente te queda bien? Más allá del amor a primera vista que sentiste con ese diseño, tienes que ser consciente que puede que no te siente como pensabas. La mayoría de las novias van siempre a la prueba del vestido con una idea clara y, muchas de ellas, terminan decantándose por un modelo completamente diferente. Para que tú vayas sabiendo qué es lo que te queda bien, te contamos qué vestidos son los mejores para cada tipo de cuerpo.

Formas del cuerpo

Cuerpo rectángulo: evita los vestidos ceñidos o de líneas rectas, diseños fluidos y las mangas cortas. Te sentarán de maravilla los que son entallados en la zona alta de la cintura, siempre prestando mayor atención al cuerpo del vestido que a la falda. Puedes alargar la figura con escotes en V o con los hombros descubiertos. Con el cuerpo rectángulo es mejor que no optes por faldas muy largas con colas interminables. Evita el escote cuadrado o redondo.

Cuerpo triángulo: en este caso, lo que tienes que conseguir con el vestido es equilibrar llamando la atención sobre la parte superior del vestido. Para ello, decídete por un modelo de línea A que no sea muy ceñido para que no resalten las caderas. Al igual que la línea A, también te verás muy favorecida con el corte princesa. En cuanto a los adornos, céntralos en la parte del busto, con drapeados y escotes en V.

Foto: Galia Lahav
Foto: Galia Lahav

Cuerpo redondo: elige un vestido con cintura alta, un corte imperio en el que la falda sea fluida y caiga a lo largo del cuerpo. Como escotes, te favorecerán el escote de corazón o escote en V, pero siempre sin ser ajustado. Para este tipo de cuerpos, más es menos, así que, no optes por muchos adornos, es mejor algo sencillo y elegante.

Cuerpo reloj de arena: al tener una figura equilibrada, puedes optar por cualquier tipo de vestido pero, sin duda, los que mejor te sentarán serán los de tubo o de corte sirena. En cuanto a los escotes, el barco es el ideal. Eso sí, no satures la zona con adornos si tienes el busto grande, por el contrario, si tienes el busto pequeño, puedes permitírtelo.

Foto: Aire Barcelona
Foto: Aire Barcelona

Cuerpo en triángulo invertido: lo esencial es darle volumen a la cadera y restárselo a los hombros. ¿Cómo? Con escotes que no sean abiertos, prueba con escotes a la caja, cerrados y faldas con volumen, por ejemplo, con apliques. Te verás más estilizada.

Según el pecho: si quieres disimular algo de pecho, apuesta sobre todo los escotes en V. También puedes elegir un vestido con escote redondo sin marcar en exceso la cintura. Y para las chicas que deseen marcar pecho, lo mejor es que sea un vestido muy ajustado y cuanto menos escotado mejor. Si te gustan, puedes elegir drapeados en esta zona, además las espaldas muy escotadas suelen favorecer a todas las novias, apuesta por un vestido con espalda descubierta, ¡triunfo asegurado!

Foto: St. Patrick
Foto: St. Patrick

Según la altura: las mujeres bajas de estatura se ven más bellas vestidas de blanco. Sin embargo, deben evitar vestidos con faldas muy voluminosas, las harán parecer más pequeñas por el efecto óptico de la proporción anchura-altura. Procura elegir vestidos sin cortes horizontales y sin excesivo vuelo. Por el contrario, si eres una novia alta, elige un vestido con talle bajo o a la cintura para evitar espigar más aún la figura.

Si tienes curvas o eres muy delgada: si eres una chica con curvas, apuesta por el corte princesa y entalla la cintura de manera que las caderas queden disimuladas. En la parte del cuerpo de diseño, elige pliegues o drapeados, perfectos para disimular. Si eres muy delgada, te favorecerán modelos con volumen en mangas o falda, dependiendo de la parte del cuerpo que quieras resaltar.

La manga corta, tres cuartos o manga larga son las opciones perfectas, ya que disimulan los brazos, tanto si los tienes gruesos como si los tienes delgados. Así mismo, te favorecerá el escote corazón para dar volumen al pecho, pero no los escotes cuadrados ni en V. Te interesará saber cómo elegir el escote de tu vestido de novia según tu tipo de cuerpo.

Foto: Reem Acra
Foto: Reem Acra

Si estás embarazada: si estás en los primeros meses de embarazo, no será visible, podrás utilizar el mismo vestido que tenías pensado atendiendo a tu tipo de cuerpo. ¡Solo hasta los 4 meses! A partir de ahí, el cuerpo cambiará notablemente, así que, apuesta por el corte imperio y un tejido fluido, que será lo más cómodo.

5. Prueba

Los expertos recomiendan que cuando creas que en la prueba del vestido no te quedes fija mirándote al espejo, y no sientas la magia ni la armonía del vestido con tu cuerpo, entonces no es el ideal. Además, debes caminar, sentarte, saltar, bailar, alzar los brazos y si los haces con total confianza y comodidad, vas por buen camino. Deberás vivir con él un millón de emociones y llevarlo durante muchas horas en las que no estarás quieta, así que debes sentirte cómoda con él.

Y, por supuesto, no vayas con más gente de la necesaria a la prueba del vestido. Aunque no lo creas, las opiniones, vengan de quien vengan, siempre influyen y, más aún, cuando se trata de elegir tu vestido de novia. Si vas con muchas personas a las pruebas, es más difícil guardar el secreto, hay menos tranquilidad y más opiniones. Lleva solamente a una o dos personas con las que estés cómoda y tengas mucha confianza, por ejemplo, tu madre y tu hermana.

Foto: Pablo Salgado Photography
Foto: Pablo Salgado Photography

¡Ya sabes cómo tienes que elegir el vestido de novia! Eso sí, debes buscar un diseñador o firma de vestidos de novia en la que elaboren los vestidos con tejidos de buena calidad y tengas la posibilidad de hacértelo a medida o modificarlo a tu gusto. 

Desde nuestro directorio de proveedores tenemos la mejor selección de tiendas de vestidos de novia en todo el país. No dudes en buscar tu vestido de novia en las siguientes tiendas de Bogotá: Pronovias, Rosa Clará, Eva White Casa de NoviasBrides by Catalina Bayona y Silvia Tcherassi. En Cartagena de Indias, Ketty Tinocco y Camino al Altar. Por su parte, en Medellín encontrarás el vestido de tus sueños en tiendas como Casa Solórzano o Natalia Arango Novias.

Descarga aquí el ebook Cómo organizar tu boda

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

Foto: Elizabeth Carvajal y Alejandro Mejia Photo y film
Cómo escribir los votos matrimoniales: el paso a paso para una declaración única
Si quieren declararse su amor de una manera única y personal, escribir sus propios votos son la alternativa perfecta para darle una nota romántica y original a su boda. Si han decidido escribirlos, sigan estos consejos para que sean perfectos.
Fuente propia
Cómo organizar una boda en casa: 5 pasos y un extra ¡son la clave!
Las ventajas económicas de hacer una boda en casa son enormes, como ahorrar y aprovechar espacios, entre otras. Por eso, te animamos a emprender este bello proyecto de tener tu boda en casa. ¡Estos 5 pasos serán la clave para que sea un éxito!
Foto: Carlos Lengerke Wedding Photography
¿Cómo debes vestirte para tu boda civil en Bogotá? Aquí te explicamos
¿Sabes cómo escoger la ropa para tu boda civil en la capital colombiana?, ¡sigue estos consejos para hacer la mejor elección y lucir ¡exquisita¡

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con muchos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información