Publicidad

Estas son las 8 cosas qué no debes hacer el día de tu boda

El día de tu boda se acerca. Ya tienes todo planeado, y hasta el más mínimo detalle seleccionado. Querrás hacer miles de cosas para que salga perfecto, pero el secreto está en lo opuesto. Por eso, te contamos 8 cosas que debes evitar hacer en tu boda.

  • La novia
  • Consejos
  • Ceremonia
  • Novia
  • Recién casados
  • Pareja

Ese día soñado está a punto de llegar y la alegría y los nervios te invaden. Has trabajado mucho para que todo salga como lo soñaste y a medida de que el día se acerca, pareciera que la lista de tareas no hace más que aumentar. Sin embargo, el secreto para que tu boda sea perfecta es hacer ciertas cosas y no hacer muchas otras. Por eso, te presentamos 8 puntos que debes evitar en ese maravilloso día para disfrutarlo al máximo. No olvides leer: Estos son los 10 detalles que deberás tener presente en tu boda

guardarFoto: Donna Irene Muccio
Foto: Donna Irene Muccio

1. No comer

Publicidad

Dicen que el desayuno es la comida más importante del día y es cierto. Puede que entre el maquillaje y el afán por llegar a la iglesia, los nervios te quiten el hambre. Pero seguramente aparecerá durante la ceremonia religiosa, mientras te transportas de un lugar a otro, o incluso durante el brindis. Estar hambrienta o sedienta, con dolor de cabeza o mareada no te ayudará a sobrellevar el estrés, los nervios o sonreír para las fotos. Por eso, aliméntate con un menú fácil de comer y digerir. También te recomendamos: 10 cosas a las que debes renunciar 48 horas antes de tu matrimonio.

guardarFoto: Federico Rodríguez
Foto: Federico Rodríguez

2. Contactar a tus proveedores

Puede que quieras asegurarte que todo esté perfecto y no se presente ningún imprevisto ese gran día, pero esto solo te generará más estrés. Mientras los contactas o confirmas, te puedes abrumar por todas las posibilidades y retrasar tus propias actividades; además, ellos también estarán ocupados poniendo en marcha todos los detalles de tu gran día. Esta actividad es preferible que la hagas con una semana de anticipación, para asegurare que todo estará perfecto.

guardarFoto: Ana Vallejo
Foto: Ana Vallejo

3. Preocuparte por los detalles

Ese día se volverá realidad aquello por lo que has trabajado durante meses. Sin embargo, debes saber que no todo saldrá perfecto, o justo como lo planeaste. Deja a un lado el perfeccionismo y el estrés, y deja que te ayuden con los detalles y demás gestiones. Delega responsabilidades al máximo a tus damas de honor o wedding planner; confía en ellos y no te encargues de nada que no sea absolutamente necesario que hagas tú misma. Concéntrate en lo que está ocurriendo, en sonreír y disfrutar de tu boda. Todo saldrá muy bien.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardarFoto: Andrés Torres
Foto: Andrés Torres

4. Realizar cambios de última hora

Ya elegiste y ensayaste tu maquillaje, peinado, vestido de novia y zapatos con tiempo y asesoría. Por eso, aunque creas que cierto estilo se pueda ver mejor o quieras broncearte un poco, hacerlo el día de tu boda no es apropiado. Vas contrarreloj y al experimentar puedes tener un resultado que tal vez no te agrade o sea desastroso. Ese día, es mejor estar segura de lo que harás.

guardarFoto: Christian Goenaga Wedding Photographer
Foto: Christian Goenaga Wedding Photographer

5. No prepararte para las emergencias

Nunca sabes lo que puede pasar y cualquier accidente puede ocurrir. Por eso, lo mejor que puedes hacer es prepararte para cualquier posibilidad: un hilo suelto, la caída de un botón, una lluvia inesperada, dolor de cabeza o mareo. Incluso una visita inesperada. Por eso, haz un kit de emergencia que contenga aguja e hilo, analgésicos, ropa interior extra, labial o algo de comer.

guardarFoto: Ana Vallejo
Foto: Ana Vallejo

6. Olvidar saludar a los invitados

Los invitados odian que los novios estén tan ocupados que ni siquiera los saluden. Ellos han invertido tiempo y dinero en estar en la celebración, por lo que merecen que los saludes, sonrías y hables con ellos. 

7. Desconocer que tu y tú esposo son los protagonistas

Puede que las obligaciones sociales y protocolarias en tu boda parezcan eternas. Sin embargo, no debes olvidar que tú y tu esposo son los protagonistas y que están celebrando su unión. Por eso, busca un ambiente privado o escápense durante un rato para pasar un rato a solas. Descubre las promesas que toda mujer debe hacerse a si misma antes de casarse.

guardarFoto: Efeunodos - Fotografía
Foto: Efeunodos – Fotografía

8. No te olvides de disfrutar

Esto es lo más importante. No te apegues a la etiqueta, a los saludos y cordialidades y a tratar de organizarlo todo. Tu boda es para que la puedas disfrutar, observar cada momento y grabarlo en tu memoria. No olvides que es una ocasión única en tu vida, mereces disfrutarlo.

guardarFoto: Lagus Media
Foto: Lagus Media

Con un poco de planeación, confianza y tranquilidad podrás vivir tu boda al máximo, así que no te dejes llevar por la preocupación y disfruta. No olvides que los momentos más alegres y lindos pueden pasar rápido. También te recomendamos 12 propósitos para cumplir y disfrutar en pareja y 5 cosas que las novias suelen olvidar camino al altar.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Lagus Media - Bogotá Fotógrafos bodas
Andrés Torres Photographer Fotógrafos bodas
Ana Vallejo Fotografía Fotógrafos bodas
Efeunodos - Fotografía Fotógrafos bodas
Publicidad

Escribir un comentario