Inteligencia erótica: lo que debes saber para mantener el deseo en tu matrimonio

Inteligencia erótica: lo que debes saber para mantener el deseo en tu matrimonio

¿Cuál es el secreto del deseo en una relación a largo plazo? ¿Qué lo sostiene y por qué es tan difícil mantenerlo? La inteligencia erótica parece ser la respuesta a todos los dilemas. ¡Conoce de qué se trata!

Inteligencia erótica: lo que debes saber para mantener el deseo en tu matrimonio
  • Vida en pareja
  • Consejos
  • Pareja
  • Salud

Uno de los mayores temores en el matrimonio es la pérdida del deseo, que pareciera no tener relación directa con el amor, el cual con frecuencia sí se mantiene firme a lo largo de los años. Hay quienes defienden la creencia popular que afirma que la intimidad y la cercanía de la pareja garantizan el deseo. Sin embargo, otros afirman que no se puede desear lo que ya se tiene, y que por el contrario, aquello que es prohibido es lo más erótico.

Entonces, ¿cuál es el secreto del deseo en una relación a largo plazo? ¿Qué lo sostiene y por qué es tan difícil mantenerlo? La inteligencia erótica parece ser la respuesta a todos los dilemas. La especialista en psicoterapia de pareja, Esther Perel, realizó una profunda investigación en parejas de diversas culturas por más de 20 países. Con su análisis nos provee interesantes reflexiones. A continuación, te mostraremos de qué se trata, y los pasos a seguir para desarrollar la inteligencia erótica con tu pareja.

guardarFoto vía Shutterstock
Foto vía Shutterstock

Paso 1: reconocer sus necesidades como pareja

Sin importar de dónde vengamos, como seres humanos poseemos diversas necesidades. El primer grupo son las que sostienen aquello que llamamos ‘hogar’: necesidad de seguridad, de protección, de confidencialidad, de permanencia y predictibilidad. Por otro lado, como individuos tenemos a su vez y con igual importancia, un segundo grupo de necesidades: de aventura, de novedad, de misterio, de riesgo, de lo inesperado, de lo impredecible, de lo sorpresivo.

Antiguamente, el matrimonio daba respuesta al primer grupo de necesidades, pues casarse era una institución económica, en la que se nos daba un compañero de vida en términos de hijos, estatus social, sucesión y compañerismo. Pero hoy en día, las cosas son más exigentes en el matrimonio, al convertirse en una institución romántica y no solo económica… Así que, aunque parezca un dilema, esperamos que nuestro compañero nos dé todas esas cosas, y en adición, sea “nuestro mejor amigo, nuestro sincero confidente, el amante apasionado, y nos haga vivir el doble”. Tipos de hombres. ¿El tuyo se encuentra en esta lista?

guardarFotografía vía Shutterstock
Fotografía vía Shutterstock

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

No obstante, las parejas con inteligencia erótica entienden estas distintas necesidades que como seres humanos poseen. Por un lado, reconocen sus deseos de pertenencia, familiaridad y dependencia, los cuales vienen arraigados al amor; y por otro, reconocen sus necesidades de autonomía, aventura y separación, las cuales van arraigadas al deseo. Esto les permite ser conscientes de las necesidades mutuas e individuales, y a llegar a acuerdos para satisfacerlas, lo cual ayuda en gran magnitud a su felicidad y estabilidad.

Paso 2. Reconciliar las contradicciones: la paradoja entre el amor y el deseo

El amor de pareja nos invita a conocer al ser amado, minimizar la distancia, reducir la brecha. A su vez, el amor nos pide neutralizar las tensiones, aumentar la cercanía cuando no la hubo. Por su parte, en el deseo, los resultados previsibles parece que no mantienen nuestro interés; el deseo se inclina más hacia lo arriesgado, lo que no puede tener, lo prohibido, lo novedoso. En el deseo, “queremos un puente para cruzar”. Para reconciliar el amor y el deseo, necesitamos de la imaginación. En el siguiente paso te explico cómo usarla a favor de tu relación. ¿Cómo tener un amor perfecto? Conoce 7 actividades más íntimas que el sexo no logra.

guardarFoto: PlusONE vía Shutterstock
Foto: PlusONE vía Shutterstock

Paso 3. Darse espacio y tiempo individual, darle chance a la imaginación: “el fuego necesita aire”

Entre todos los animales de la naturaleza, los humanos somos los únicos que tienen una vida erótica, lo que significa que ésta es sexualmente transformada por la imaginación. Por lo tanto, somos los únicos que gracias a la imaginación pueden pasar un rato placentero a través del sexo, e incluso tener múltiples orgasmos sin ni siquiera tocar a nadie.  Además, podemos experimentar aquello tan poderoso llamado “anticipación”, el mortero del deseo que nos da la capacidad de imaginar y con ello experimentar lo que va a suceder, cuando aún nada está sucediendo.

guardarFoto vía Shutterstock
Foto vía Shutterstock

Un grupo de parejas lo ejemplifica así: deseo más a mi pareja “cuando se va”, “cuando está lejos y después nos reunimos”; en otras palabras “cuando entro en contacto con mi habilidad para imaginarme con mi pareja, cuando mi imaginación regresa al cuadro, cuando puedo socavar en la ausencia y el anhelo que es el mayor componente del deseo”. No te pierdas el fenómeno sexting ¿ayuda o no a fortalecer las relaciones de pareja?.

De esta manera, las parejas eróticas entienden cuáles son los ingredientes del deseo: alegría, novedad, curiosidad, misterio, pero principalmente, la imaginación. Además, comprenden que la pasión aumenta y disminuye, que es bastante parecida a la luna, tiene eclipses intermitentes, pero saben cómo usar la imaginación para resucitarla.

guardarFoto vía Shutterstock
Foto vía Shutterstock

Paso 4: Hacer lo que les apasiona como individuos

Ver a lo lejos a la pareja, radiante y segura de sí misma, probablemente es uno de los pilares más importantes del deseo; ver al otro desde una distancia moderada, “casi inalcanzable”, hasta el punto en que aquel que solía ser tan familiar, es de nuevo alguien misterioso, incluso elusivo. En ese espacio, entre yo y el otro, reside el impulso erótico.

Las parejas del estudio lo explicaron así: Me es más deseable… “cuando la veo en el estudio”, “cuando está dirigiendo el escenario”, “cuando está desempeñándose y enfocado(a)” o “haciendo algo que le apasiona”; “cuando la veo en una fiesta con otras personas”, “cuando la veo actuando su rol”. Quizá te interese también la importancia de enamorarse sin olvidarse de uno mismo. Tips para ser felices en pareja

guardarFotografía vía Shutterstock
Fotografía vía Shutterstock

Desde este punto de vista, el misterio en un matrimonio no es explorar nuevos lugares, sino ver con nuevos ojos lo que ya se tiene. “Cuando veo a mi pareja por su cuenta, haciendo algo en lo que es buena, por momentos tengo un cambio de percepción, y estoy abierta a los misterios que viven justo a mi lado”.

Paso 5: sentirse bien consigo mismo

Cuando el ser humano no se siente pleno consigo mismo, con lo que hace, con sus logros, desempeños y su autoestima, es bastante probable que comiencen los problemas de intimidad. Un grupo de casados lo explicó así: “se me apaga la chispa cuando me siento muerto adentro”, “cuando no siento mi cuerpo”, “cuando me siento viejo”, “cuando no he tenido tiempo para mí”, “cuando no soy bueno en mi trabajo”, “cuando creo que no soy valiosa”, “cuando siento que no tengo derecho a recibir placer”. Es por tanto vital que cada miembro de la pareja trabaje en sus logros, anhelos y sueños, que se sienta soportado y apoyado por el otro para alcanzarlos.

guardarFotografía vía Shutterstock
Foto vía Shutterstock

Paso 6: hacer compromisos

La inteligencia erótica también supone desmitificar el gran mito de la espontaneidad: “que el deseo va a caer del cielo mientras estás lavando la ropa”. Algunas cosas que hacen las parejas sexuales son, en primera instancia, tener mucha intimidad sexual, pues entienden que hay un espacio erótico que pertenece a cada uno de ellos. Además, entienden que la estimulación erótica no es algo que inicia cinco minutos antes del acto sexual, y que por el contrario se cultiva durante la vida cotidiana.

guardarFoto vía Shutterstock
Foto vía Shutterstock

Estas parejas se comprometen a crear espacios eróticos que no significan comenzar a tocarse el uno al otro repentinamente, sino un espacio donde se olvidan de su trabajo y de sus obligaciones, para dar lugar al sexo comprometido y premeditado, que es con voluntad, que es intencional, que es foco y es presencia. Ya sabes que si sientes que el deseo disminuye, no es por falta de amor o ‘ganas’, es simplemente tratar la inteligencia erótica y entender que como seres humanos respondemos a ciertas necesidades.

Escribir un comentario

Lista de regalos Zankyou: ¡Recibe el dinero de tus regalos en efectivo!