Santiago y Maria Angélica: celebrando el amor por todo lo alto

Santiago y Maria Angélica: celebrando el amor por todo lo alto

¿Puede haber una fiesta de matrimonio más divertida que la de un caleño y una costeña? Con vallenatos, orquesta y reguetón está pareja celebró su amor por todo lo alto.

  • Real weddings
  • Princesa
  • En la ciudad
  • Novios
  • Romántico
  • Atlántico

Rumvabana en Bogotá es el punto de encuentro de la fiesta caleña en la capital. Dicen que la música es buenísima, que te sientes en Feria y sé de novios que terminaron celebrando el matrimonio allí, el mismo día de la boda: after salsa party. Los protagonistas de nuestro Real Wedding, María Angélica y Santiago,  se conocieron en ese lugar gracias a amigos en común y aunque esa noche no bailaron, al final él le pidió el BB pin porque el plan al otro día era ir a comer marranitas: plato típico del Valle hecho con plátano verde y chicharrón.

guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía

Fin de semana ganador

La primera semana hablaron mucho y salieron de nuevo el viernes. Esa noche Santiago la invitó a almorzar el sábado, “le bajó el sol y la luna”, como nos contó la novia, pero al otro día no se acordaba de nada porque hasta la dejó plantada. Olvido o no, la técnica funcionó y como buena barranquillera, Maria Angélica no se dio por vencida: salieron ese domingo y jamás se volvieron a separar.

guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía

De fiesta desde el compromiso

El restaurante mediterráneo Galenos fue el sitio escogido por Santiago para la pedida de mano, después, como buen caleño, organizó una fiesta con familiares y amigos para celebrar. “Fue perfecto porque tuvimos el momento íntimo en la terraza decorado con pétalos de rosa, ¡Santi hasta se arrodilló! y después, la fiesta con amigos incluso de Barranquilla que vinieron solo para poder estar en ese momento tan importante con nosotros” recuerda Maria Angélica. Conoce estas razones para celebrar la pedida de mano.

guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía

Entre costeños, caleños y paisas

En Barranquilla, Maria Angélica y Santiago dieron el sí ante 250 invitados de Cali, Barranquilla y otras ciudades del país. Con un vestido corte sirena de tul, encaje y pedrería de la Colección Glamour de Pronovias, con el que hizo click desde la primera vez que se lo probó, pues no tuvo que ver más modelos ni visitar otras tiendas, la novia celebró el día más feliz de su vida.

guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía

Romántico y  chic

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Los anillos, tanto de compromiso como de matrimonio, son de oro blanco y diamantes; el encargado de maquillar y peinar  a la novia fue el estilista barranquillero Jaison Sosa, quien se decidió por un recogido con detalles florales blancos para fijar el velo, que resaltaban los rasgos de la novia y la hacían lucir elegante y clásica.

guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía

¡Novios tendencia!

Los zapatos de Maria Angélica son de Jorge Ramírez. Grises y de tacón alto, logran el equilibrio perfecto entre tradición y estilo que está tan de moda y puedes encontrar en nuestra galería de zapatos de novia 2017 Santiago eligió un diseño en gamuza azul de Ángel Yáñez.

guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía

 ¡Flores por todas partes!

La espectacular decoración la hizo Luchy López Mizuno, quien desafortunadamente murió un mes antes de la boda. Arreglos de rosas blancas llenaron tanto la iglesia como el salón de eventos del Castillo de Salgar. También hubo variedad de plantas, blancas y verdes para mantener el estilo sobrio de la celebración, como canciones de la India, gisofilia y campanas de Irlanda. El toque de color lo pusieron las hortensias con las que fueron elaborados todos los arreglos de las mesas. Luces blancas en el techo dieron un toque moderno al lugar.

guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía

Entre acordeones, trompetas y tornamesas

La misa fue en la Iglesia del Colegio San José y los novios  se decidieron por el Castillo de Salgar porque querían una fiesta al aire libre y además incluía el servicio de catering Como parte del estilo tradicional de la boda, los recién casados bailaron el vals, pero también hubo parranda vallenata, orquesta y DJ.

guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía

“Si mi amor, lo que tu digas”

Cinco palabras clave para un matrimonio feliz. Este fue el consejo que dio el Padre que ofició la misa a Santiago para que nunca se le olvidara. Además de divertido, el discurso del sacerdote también le sacó lágrimas de emoción a los invitados. Por su parte, un primo del novio aprendió a tocar en acordeón un vallenato especialmente para ese día, además le cambió la letra y lo llamó “El paso de Santiago”: fue una boda llena de sorpresas y momentos únicos.

guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía
guardarValeria Quintero Fotografía
Foto: Valeria Quintero Fotografía

Prometo darte el sol todos los días

Bailando Prometo de Fonseca, la barranquillera y el caleño abrieron su fiesta de matrimonio prometiendo que ese idilio que captó el lente de la fotógrafa Valeria Quintero en las increíbles fotos del evento, durará toda la vida. Gracias a los novios por dejarnos escribir sobre su maravillosa historia. ¡Qué sean muy felices siempre y sigan celebrando su amor! .

Maquillaje y peinado de la novia: Jaison Sosa | Zapatos de la novia: Jorge Ramírez | Vestido de la novia: Pronovias | Lugar de la ceremonia: Iglesia del Colegio San José|  Lugar de la celebración: Castillo de Salgar | Vestido del novio: Ángel Yáñez | Fotografía: Valeria Quintero| Decoración: Luchy López Mizuno|

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Jaison Sosa Maquillaje y peinado novias
Valeria Quintero Fotografía Fotógrafos bodas
Jorge Ramírez Shoes Complementos para novias
Pronovias - Vestidos de Fiesta Vestidos y accesorios para invitados

Escribir un comentario

Lista de regalos Zankyou: ¡Recibe el dinero de tus regalos en efectivo!