¿Por qué es importante escoger bien los músicos de tu boda?

Hacer música para bodas, lo digo por experiencia propia, es una de las actividades más emocionantes que ese arte puede ofrecer. Cuando por primera vez estás ahí, al frente de una pareja que está viviendo uno de los momentos más importantes de su vida, te das cuenta de la importancia de tu papel: una canción bien interpretada en el momento preciso, puede ser el detonante de unas lágrimas de alegría o ternura que además de ayudar a vivir mejor la experiencia del gran día, te dejan unas fotografías de boda de lujo.

Pero los retos que una boda representa para un músico no están limitados a su habilidad u oído, son muchas las situaciones que le piden a un músico de bodas dar más de sí y solo los más profesionales están dispuestos a hacerlo. Hugo es el director de Azul Caribe, una empresa que se ha ganado un lugar en el mundo de las bodas, dedicándose a ser la banda sonora del gran día de las novias desde que la ceremonia empieza hasta que termina. Recordando algunos momentos de su experiencia y permitiéndonos conocer los testimonios de algunos de sus clientes, (y de la boca de ellos mismos), Hugo nos contó cómo tuvo que ser más que un músico para muchas parejas en el día de su boda.

Esto no suena bien

La primera historia es la que los metió en el resto. Hugo y su esposa Edilma son músicos. Cuando decidieron casarse en Bogotá, y empezaron a buscar quién se ocupara de amenizar su boda, se dieron cuenta de que los músicos no se tomaban el papel con la seriedad que el momento necesita y que en muchas ocasiones, el ego de algunos de estos artistas termina primando sobre los gustos de los novios. La musicalización de su boda no los dejó satisfechos. Eso los motivó a empezar a ofrecer este servicio para acompañar a los novios. No se imaginaron entonces que terminarían cubriendo la oferta de música en toda la región caribe: Barranquilla, (ciudad sede), Santa Marta, Cartagena, Riohacha y hasta Bogotá, algunas de las ciudades en las que Azul Caribe ha tenido la oportunidad de acompañar a las parejas para la celebración de su amor.

Tormenta en el Castillo de Salgar

Mientras todavía estaban en el escenario el piano, los dos violinistas, el chelo y el saxofón que acompañaban la cena, un potente aguacero se desató en el lugar y sin haber empezado, la fiesta literalmente empezaba a pasarse por agua. El novio, acudiendo a la sensatez y algo entristecido, buscó a Hugo para pagarle el total de los servicios contratados e informarle que daba la fiesta por terminada. Pero Hugo apenas hizo que los violines y el chelo bajaran.

“Al ver que sus sueños para ese día tan anhelado estaban a punto de no realizarse porque la gente se quería ir, tomamos la decisión de subirnos a la tarima y tocar con el alma. La respuesta fue increíble, terminamos todos: músicos, invitados y novios, cantando y bailando en medio de una lluvia de alegría”, recuerda Hugo con una sonrisa emocionada. Sí: toda la orquesta de Azul Caribe subió a la tarima y compuso el ambiente de una fiesta que el mismo novio ya había dado por terminada. Este profesional lo entiende: animar la boda es mucho más que decir frases emocionantes desde el micrófono, es ponerle el corazón para poder darle vida a la reunión.

¡Se fue la luz!

“Son una parte más de la familia -dice Juan David, el novio, refiriéndose a Hugo y su esposa- no fue simplemente firmar un contrato”, mientras la ceremonia se realizaba, se fue la luz. Aunque los dos violines, el chelo y la soprano, bien podrían hacerse escuchar en el recinto, aún sin sonido, Hugo decidió tomar las riendas del asunto. La experiencia ya le había enseñado que hay lugares en los que la luz falla y por eso estaba preparado con la planta eléctrica.

“Y lo de la planta, ¡hey, eso nunca se me va a olvidar!”, recuerda emocionado el novio. Todo músico serio sabe que cada oportunidad de ejecutar su arte ante un público es el momento de un show que debe presentarse sin errores y que si se presentan dificultades tiene que salirles al paso para conseguir que lo ensayado resulte como se esperaba. La experiencia, el compromiso y la capacidad, se dejan ver en situaciones como estas y, aunque sea un momento difícil para el músico, es una inmensa alegría cuando consigue que todo salga como sus clientes lo habían soñado.

Cuidando a los novios

“Tuvo el valor para decirme: David, por el camino que vas, vas mal; vete por este camino”, recuerda David. Uno de los novios que contaron con Azul Caribe para la celebración de su boda. Llegaron a la oficina de Hugo confundidos, habían contratado todos los servicios con un organizador de bodas que no les estaba cumpliendo y la boda ya estaba encima. Sin otra intención que ayudarles y con mucha valentía, el director de esta orquesta decidió confrontar a este novio y dejarle ver cómo le estaban incumpliendo. Pero su ayuda no llegó hasta ahí. Se ocupó en el trabajo de relacionarlos con una de las wedding planners recomendadas de Zankyou y al notar cómo, ahora sí, todo salía a la perfección, esta pareja decidió contar con la compañía de Azul Caribe desde la recepción, hasta el final de la fiesta. El gesto de alegría de los novios al relatar lo divertida que fue la hora loca o el desempeño magistral de los músicos en la ceremonia, deja claro que no se arrepintieron.

A última hora

El servicio de la música para una boda requiere de una de dos cosas: o un grupo que se mantenga en constante ensayo previo al evento, o un grupo que toque tanto y tan constantemente, que puedan responder a cualquier evento no programado. Por eso Hugo prefiere la anticipación en sus contrataciones y hay parejas que se disputan hasta con un año de anticipación su participación en sus celebraciones de boda.

Pero recuerda particularmente a una pareja más bien afortunada. Apenas hubieron terminado de tocar en una celebración en la playa, una llamada entró a su teléfono: los músicos de otra agrupación le habían quedado mal a la pareja que los llamaba, a última hora habían cancelado. Quienes no han tenido la oportunidad de hacer parte de una agrupación musical no se imaginan el cansancio que una presentación puede dejar, a pesar de eso y luego de hacer un acuerdo, Azul Caribe se dirigió al prestigioso hotel en Barranquilla del cuál los llamaban. La fiesta fue un éxito.

 Agradecemos a Hugo por compartirnos sus experiencias con Azul Caribe y por supuesto te los recomendamos para el día de tu boda. Y aprovechamos este artículo para recordarte que la opción más económica nunca es la mejor: ¿no se merece tu boda todo el profesionalismo posible? ¿No te mereces tú la mejor fiesta de boda que puedas tener? Apuesta tu inversión a un músico que más que dedicarse a hacer música, se ponga la camiseta por tu boda y haga contigo y tu pareja, de tu gran día, una bella historia.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

¿Dj o grupo musical para tu boda? Los profesionales nos recomiendan...
¿Dj o grupo musical para tu boda? Los profesionales nos recomiendan...
Para lograr momentos inolvidables el día de tu boda, en la que todos los invitados se sientan felices y también que al primer acorde se lancen a la pista de baile, lo primero que debes hacer es elegir al DJ o grupo musical. Aquí los consejos para hacerlo correctamente.
Foto: Bazorto All Stars
9 estilos musicales que triunfarán en tu boda, ¡ponle ritmo a tu día!
¿Conoces todas las posibilidades para llenar de música tu boda? No dejes ningún momento de la boda sin ritmo. Que la música sea la protagonista indiscutible.
Desvelado el secreto de los momentos más emotivos de tu boda: ¡Freddy Roca nos cuenta!
Desvelado el secreto de los momentos más emotivos de tu boda: ¡Freddy Roca nos cuenta!
¿Cuáles son los momentos más emocionantes de la ceremonia? Aquí te contamos. ¡A tu novio le va a gustar esta idea para su entrada!

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con muchos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información