X

Laura y Nico: ¡Una boda como en los cuentos de hadas!

Parece que han intentado prohibir uno de esos sueños que habitan en el corazón de algunas mujeres: la censura social es para las que todavía quieren creer en la historia de un caballero que está dispuesto a realizar cualquier hazaña con tal de conseguir el sueño de casarse con la princesa. Mientras algunos se desgastan diciendo que es medieval y que el machismo, y ‘bla, bla, bla’, otros se dedican a vivir la fantasía, a hacerla realidad. Laura y Nico lo hicieron así, y escogieron un castillo para experimentar el punto más alto de su historia de amor.

Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras

Se conocían hace ya seis años y el primero fueron amigos solamente, pero después de eso fue muy evidente que el cariño estaba demasiado grande como para seguir identificándolo con esa etiqueta, así que se hicieron novios. Así fue por cinco años y medio, pero Nico, que ya se había dado cuenta de que estaba al lado de una princesa, decidió dar un paso hacia adelante, esta etiqueta tampoco le quedaba ya a un amor tan comprometido.

Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras

El Hotel Mariscal Robledo está ubicado a las afueras en Santa Fe de Antioquia, allá estaban en un paseo. Cuando era la hora del almuerzo y al llegar al restaurante, Laura se dio cuenta de que la mesa estaba decorada de una manera especial, muy linda. Fue en ese momento que Nico se lanzó a pedirle la mano. La respuesta fue contundente y las acciones posteriores también: a los 8 meses se casaron.

Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras

El lugar escogido sería el Museo El Castillo, los increíbles jardines, las fuentes de bronce y la arquitectura del lugar aportarían una importante parte de la magia de la celebración. La ceremonia, cristiana, se llevaría a cabo al aire libre, bajo la sombra de los frondosos árboles de los jardines. El color que el sol lograba sobre los jardines sería el único detalle de decoración, además de la Jupá en el altar y, por supuesto, la presencia de esta pareja.

Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras

Laura portaba un increíble vestido de novia adquirido en la tienda de Natalia Arango, blanco, con escote corazón, la espalda semi-descubierta tenía la forma de un corazón y un velo catedral se sumaba al largo de la cola y unos zapatos de Pinuar Calzado. Nico con un traje y zapatos de Zara, estuvo al lado de ella durante la ceremonia que estuvo cargada de emotividad, o al menos eso dicen las fotos de Más que 1.000 palabras, sonrisas y lágrimas acompañan estas imágenes poderosas que fascinaron a los novios.

Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras

De disfrutar la perfecta interpretación de Luis Cano, pasarían a otro espacio en el castillo en donde se llevaría a cabo la celebración. Un techo de luces haría parte de la decoración que le sumaría más fantasía al ambiente del castillo. Sería en ese ambiente donde bailarían la bella canción de Carlos Vives: quiero casarme contigo, quedarme a tu lado, ser el bendecido con tu amor, y qué bonito ver que se les hacía realidad de esa manera tan mágica.

Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras

La comida, así como los detalles de la decoración, estarían a cargo de Selecta Eventos y la torta de los novios un exquisito trabajo de Cambria Repostería. Luego de la cena vendría la celebración, los novios y los invitados tendrían una noche de fiesta con motivo de la buena noticia de la unión de Laura y Nico, la alegría que llenara la noche, vendría por cuenta de todos los allí reunidos.

Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras
Conoce más sobre “Más que 1.000 palabras”
Foto: Más que 1.000 palabras

Cuando los sueños vienen al corazón, ya son una realidad. Todavía no se ven, son como una semilla bajo tierra, ahí están guardados y crecen a su ritmo. A algunos dejamos de regarlos, nos les damos nutrientes, los dejamos morir y son muchos los factores que intervienen en ese proceso: las desilusiones, los fracasos, las voces externas que dicen que no puede ser. Pero a otros los sostenemos contra viento y marea, y crecen saludablemente hasta que puedes palparlos. No importa qué sueñes, si está en tu corazón, cree en eso: así todos digan que es fallido encontrarse en un castillo como una princesa que se casa con un caballero que lo daría todo por ella. Laura y Nico nos han mostrado que es posible.

Hotel donde se comprometieron: Hotel Mariscal Robledo | Ceremonia y recepción: Museo El Castillo | Vestido de la novia: Natalia Arango | Zapatos de la novia: Pinuar Calzado | Traje y zapatos del novio: Zara | Fotografía: Más que 1.000 palabras | Música de la ceremonia: Luis Cano | Decoración y Catering: Selecta Eventos | Pastel de los novios: Cambria Repostería ||

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información