X

Las 8 cosas que jamás debes hacer la última semana antes de la boda

Conforme se va acercando el día de la boda, las emociones están a flor de piel. El nerviosismo se apodera de tu cuerpo y sólo deseas que el día que tanto anhelas llegue. Quizás puede que te entren ganas de hacer cambios y transformaciones tu look o hagas algún cambio en la decoración. ¡Para! Antes de tomar cualquier decisión arriesgada de último minuto, te contamos qué cosas no deberías hacer los días previos al día de tu boda. Estamos seguros de que estas recomendaciones te ayudarán a que todo salga perfecto en tu gran día.

1. Adiós a todo tipo de alcohol en exceso

Foto: Kacie Quesenberry

En la última semana de tu boda, no tomes de más. Las bebidas alcohólicas, por lo general, te sacan de tu estado normal de consciencia y sobretodo tienen efectos nocivos para tu piel, que se puede reflejar en la piel de la cara que lucirá seca y deshidratada. Lo más recomendable es mejor llevar siempre contigo una botella de agua.

2. Dile NO al insomnio

No creas que los días previos a tu boda, puedes estar quedándote despierta toda la noche sin que traiga las respectivas consecuencias. Haz tu propia rutina antes de dormir: Tomate un té relajante, lee un libro que te guste y organiza tus actividades para el día siguiente. Robarle horas al sueño, repercutirá en tu estado de ánimo y en tu bienestar físico, así que tómatelo con calma y descansa.

3. Evita comer tantos dulces

Foto: Cara Leonard Photography

Sabemos muy bien, que los nervios pueden hacer que tu hambre se incremente sin razón aparente. ¡Mantén la calma! Intenta vencer la tentación y alejarte sobre todo de comer dulces. Sigue tu dieta balanceada, ten presente algunos ejercicios de relajación y evita cualquier comida que pueda acabar con tu día soñado.

4. No intentes agregar más cosas a tu boda

Sé que sigues viendo que otras ideas se te pueden ocurrir para el gran día, pero ver tantas ideas de Pinterest la última semana no es nada recomendable. ¡Relajate! Para esas fechas, ya todos los proveedores básicos deben estar más que elegidos y el esquema de la boda bastante claro. Así que aléjate del computador y empieza a soñar mejor en lo bonito que será todo esa fecha. No intentes hacer arreglos de última hora y sobretodo, no te obsesiones con tener todo lo que te encuentras en las páginas web de bodas. ¡Tu boda será tal y como la soñaste!

5. Aleja las dietas extremas

Foto: Cara Leonard Photography. Foto: Shutterstock

No puedes dejar de comer y cuando empiezas a pensar que quizás el vestido no vaya a quedarte, te entra la ansiedad, así que ahora quieres bajar todos esos kilitos de más en dos días. ¿sabes de lo que hablo? Por lo general, las futuras novias suelen someterse a dietas bastantes exigentes para bajar de peso, sin tener en cuenta que esos cambios drásticos de alimentación pueden alterar significativamente su cuerpo y la manera en que se sienten. ¡Lo mejor es comer sano y bien!

6. Por nada del mundo seas Bridezilla

Es muy normal que quieras que tu boda sea perfecta ya que será uno de los mejores momentos que vivas en tu vida, pero eso no quiere decir que te tengas que poner histérica con todo el mundo. A nadie le gusta aguantar a una novia desagradecida y que los trate de manera grosera, sobretodo a aquellos que han estado ayudándote en todo momento, así que no quieras ser otra persona.

7. No quites invitaciones de último momento

Los días previos a la boda, revisas una y otra vez la lista de invitados, y muchas veces estás tentada a quitar alguno que otro amigo de tu mamá. Pero ya ni modos, las invitaciones ya las tienen todas las personas y no sería adecuado decirles que ya no están invitados a la boda. ¡Es una acción desastrosa! Sólo te queda asumir el número de asistentes que decidiste y disfrutar de cada uno de ellos en tu boda. Mira las 8 personas que no tienes porqué invitar a tu boda.

Foto: Adam Barnes

8. No quieras cambiar de look repentinamente

¿Quieres tinturarte el color del cabello?, ¿crees que te verías mejor con flequillo?, ¿quieres cortarte el cabello? Puede que estas opciones te ronden la mente y que te hagan dudar del look que lucirás. Pero, nuestra recomendación es que tomes estos cambios tan drásticos una vez haya pasado la boda. Porque una vez tomada la decisión de cambiar de look, ¿qué tal que no te guste? Es mejor dejar los experimentos para después.

Si te gustó este artículo, también te recomendamos: porque casarse es mejor que irse a vivir juntos y los 7 beneficios de casarse antes de los 30.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información