Publicidad

La boda de Juan y Nati: ¡Conoce la historia de una de nuestras redactoras de Zankyou!

Descubre todos los detalles de esta boda tan especial de una de nuestras redactoras Zankyou y déjate enamorar con esta historia tan hermosa.

  • Real weddings
  • Pareja
  • Valle del Cauca

Nunca me imaginé escribir la historia de mi bodade hecho me ha tomado horas y horas poderles contar algo sobre mí. Cada que escribo, la inspiración surge de algo que yo misma he experimentado durante mi vida: el amor. Amar para muchos puede ser algo utópico, para otros mencionar el tema les causa algo de duda, pero sencillamente para mí ha significado algo: Hacer feliz al otro.

guardarFotofhos FotografiaPide tu cita gratis con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia
Publicidad

“Sal esta noche, no sabes a quién puedas conocer”, me dijo mi mamá un viernes. Era uno de esos días que no quería hacer nada, simplemente quedarme en mi casa, pero mi mamá me insistió, y así fue, salí con un grupo de amigos y dentro del carro iba un joven llamado Juan David, fue algo extraño cuando me lo presentaron, porque en medio de la oscuridad del vehículo lo alcancé a ver muy poco, pero pensé: “Está lindo, ahora espero verlo bien”

guardarFotofhos FotografiaPide tu cita gratis con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia

Y así fue, al llegar al restaurante donde íbamos sentí una atracción casi inmediata, algo raro en mí, pues siempre fui bien complicada a la hora de escoger pareja, tanto que en ese entonces tenía 19 años y no había tenido mi primer novio. Esa noche él estuvo interesante, hablador y divertido, pero de repente dijo que ya se tenía que ir… hasta ahí me llegó la dicha. Fue tanto mi interés que logré contactarlo por Facebook y ahí surgió una linda historia de amor que ha tenido como todo, alegrías, altibajos y aprendizajes.

guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia

Pasaron dos años y medio y terminamos, fue una decisión difícil, pero fue un tiempo necesario para darnos cuenta que sí queríamos estar juntos. Luego de un año, volvimos a empezar con mayor madurez. Fueron pasando los años, hasta que quise irme a estudiar una maestría a España, y me gané una beca para hacerlo. Tenía mucha ilusión, pero también el corazón triste de dejarlo a él y a mi familia. “Me voy contigo y viajamos juntos” me dijo Juan, ¡yo no podía ser más feliz! Y así fue… nos fuimos con la maleta cargada de sueños por cumplir pero con una sensación extraña de que él iría sólo 20 días y luego regresaba a Cali. Mis amigas me decían que él me iba a proponer matrimonio en la ciudad de mis sueños: París, pero mi sorpresa fue que al ir a la torre Eiffel, esto no sucedió.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia

Él tenía preparada otra sorpresa. Un día fuimos al palacio de Versalles, muy cerca de París, y cansados de un largo recorrido, nos sentamos alrededor de los grandes lagos, cuando de repente me mostró unos videos de mi familia y luego colocó en mi mano un anillo: “¡Ay Dios mío, el anillo está muy grande!” fue lo primero que le dije en medio de mi risa nerviosa y mis lágrimas. Enseguida y con más calma, le dije: “¡Sí, quiero casarme contigo!”

guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia

Al regresar a Cali luego de mis estudios, llegué con mi corazón cargado de ilusiones de comenzar con los preparativos. No fue nada fácil, porque primero llegaba de un viaje, tenía que volverme a adaptar, pero sin duda fueron unos meses de entrega y dedicación. El hecho de ser redactora de Zankyou me permitió tener una visión clara de cómo quería la boda, de qué lugar escoger y la importancia de contratar un wedding planner; en definitiva contar con la ayuda de una persona experta en el tema nos dio tranquilidad y respaldo. Entre varias opciones, Elizabeth Chacón de la empresa Bodas y Fiestas Cali fue la encargada de plasmar nuestros sueños en un evento real.

guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia
guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia
guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia

El estilo de boda fue provenzal. Muchas flores minigypso, suculentas y rosas. Elegimos la Hacienda La Viga, es hermosa y muy tradicional en Cali. La hacienda en sí ya era la decoración, no necesitamos de mucho para que se viera espectacular. Queríamos que todo se asemejara a épocas antiguas del Valle del Cauca, así que dimos abanicos para las mujeres y sombreros para los hombres. Los nombres de las mesas fueron de platos típicos, tales como: Mango viche, chontaduro, lulada, pandebono, entre otros. Así mismo la mesa de pasabocas fue de comida tradicional de nuestra región: ¡Les encantaron a todos!

guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia
guardarPide tu cita con Fotofhos FotografiaFotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia
guardarFoto: Fotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia

El vestido de novia lo compré en Madrid y los detalles los complementó la diseñadora Maria Luisa España. Mandé a hacer los zapatos, quería algo cómodo porque la jornada sería larga y extenuante. Por otro lado, mi hermana me regaló la tiara de Zawadzky Accesories que ella llevó en su matrimonio. Al salir del salón de belleza y al llegar a mi casa me sentía tan nerviosa ya con el vestido puesto, que al llegar el fotógrafo de la empresa Fotofhos, me temblaban las manos: ¡Pero nada de eso se nota en las fotos, hicieron un trabajo excelente!

guardarFotofhos FotografiaSolicita tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia
guardarFotofhos FotografiaFotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia

Al llegar a la hacienda, entré con mi papá y mi mamá; siento que ellos representan para mí lo que es formar una familia llena de amor, caminé hacia el altar escuchando de fondo la canción de Andrés Cepeda: “Por el resto de mi vida”. Pensaba: “No llores, sé feliz solamente” y así lo hice. Con una emoción indescriptible, tome la mano de Juan y los nervios se calmaron un poco; disfrutamos nuestra ceremonia judeocristiana, luego compartimos con nuestros seres queridos, comimos y bailamos hasta que los pies no nos dieron más.

guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia
guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia
guardarFotofhos FotografiaPide tu cita gratis Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia

Tuvimos el acompañamiento musical de una gran amiga nuestra llamada Cielo Bernate, más conocida como “labernate”. Nuestra canción para el primer baile de novios fue “Sabrás” de Herencia de Timbiquí, para nuestra sorpresa, por medio de una compañera de trabajo esposa del trompetista, el grupo nos envío un video de dedicatoria deseándonos lo mejor en nuestra boda, fue sin duda un detalle que alegró mucho nuestro corazón.

guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia
guardarFotofhos FotografiaPide tu cita con Fotofhos Fotografia
Foto: Fotofhos Fotografia

Como bien lo dice la canción que bailamos, amar a otro significa hacerlo aunque se esté quedando “sordo, ciego o mudo”, es una decisión que es para siempre, y que con mucha convicción, fe en Dios y sobretodo con amor podremos cumplir.

Accesorios de la novia: Zawadzky Accesories | Zapatos de la novia: Matojo Accesorios | Retoques al vestido de la novia: María Luisa España | Fotografía de la boda: Fhotofos Forografía |Locación: Hacienda La Viga | Weding Planner: Elizabeth Chacón | Animación: Herencia de Timbiquí

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Herencia de Timbiquí Música en vivo
Hacienda La Viga Haciendas bodas
Fotofhos Fotografia Fotógrafos bodas
Publicidad

Escribir un comentario