Juan Felipe y María Alejandra: ¡el amor se trata de dar!

El amor nos hace generosos. Cuando la alegría del amor verdadero llega, es normal querer compartirla con todos los que nos rodean y con los que nos encontramos al paso. Eso fue lo que sucedió en la historia de Juan Felipe y María Alejandra: su boda no fue un regalo que codiciaron para ellos solos, muchos alrededor se vieron obsequiados con la consumación de este amor.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Se conocieron en Miami, María Alejandra, quien fue Señorita Santander en el Reinado Nacional de la Belleza del 2008, llegaba a trabajar en esa ciudad y Juan Felipe ya llevaba 5 años viviendo allí. Una amiga en común los invito a participar de una cena: ‘Ese día tuvimos una conexión inmediata y desde entonces no nos hemos separado’, afirma Alejandra. Tan cierto resulta que en esa misma semana en la que se conocieron, se volvieron a ver. Juan Felipe la invitó a comer sushi, comida favorita de Alejandra y recorrieron Miami Beach ‘en bicicleta, hasta terminar la playa, con la luna y las estrellas de fondo’, recuerda ella.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Es tan generoso el amor que te permite cargar con los recuerdos por mucho tiempo y conservarlos. Ese primer encuentro volvería a la memoria de Alejandra cuando empezara a notar que una tarde, tiempo después, recorrían los mismos pasos de su primera cita: el restaurante de sushi, la playa, el mismo lugar de terminar el recorrido en bicicleta, pero esta vez con un picnic sazonado por la conversación que tenía Juan Felipe; lo mucho que se querían, cómo se habían conocido, las cosas que habían vivido juntos.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

La conversación era amena pero se hacía larga, el corazón la disfrutaba pero el cuerpo no soportaba la misma posición. Alejandra se acomodó para continuar y sintió que había una botella detrás suyo, por dentro contenía un papiro:
-¿Qué es?, -preguntó sorprendida Alejandra.
-No sé, miremos, -respondió Juan Felipe.
Alejandra apenas se percató de la canción que empezaba a sonar; Esto es vida, de Robi Draco Rosa. Casi con afán, abrió la botella, sacó el papiro y lo extendió: ¿QUIERES CASARTE CONMIGO?, era el mensaje que contenía. No le alcanzó el tiempo para pensar cómo había puesto Juan Felipe la botella ahí. Lo único que hizo fue dejar salir el ‘¡Sí!’ que le brotaba del corazón.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Hermosa luciría Alejandra, y ese es el mejor verbo para describir el impacto de su presencia, cuando apareciera la noche del 20 de marzo de 2016 en la Capilla San José del Seminario Mayor de Floridablanca, en Santander. Las fotografías de Andrés Sampayo (Sampayophoto), dan testimonio veraz de estas palabras y su lente preciso nos muestra mejor cada detalle.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Su cabello sostenía un velo catedral en un excelente trabajo de Luis Bohórquez, quién se encargaría de su peinado. Su rostro estaría prolijamente maquillado por Jorge Ariza Cisneros y se acompañaría de los aretes que su mamá usara cuando se casó. Portaba el modelo Prusia 2016 de Pronovias, que había adquirido en Barcelona: estilo sirena, hecho de tul con aplicaciones de encaje, guipur y pedrería. Cuerpo de escote corazón con tirantes y escote decorado con pedrería en delantero y espalda, remataba en una falda de volantes de tul acabados en encaje. Los zapatos bocapescado destalonado, diseño de Tatiago, forrados en tonalidad Lila cerraban un armonioso conjunto.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Juan Felipe la esperaría en un elegante diseño de Pedro Ramírez Estudio de Moda, un traje italiano natural color Ivory, de estructura fit, acompañado de un chaleco de la misma fibra, camisa de ollan y corbata de seda. Sus zapatos, del mismo diseñador, serían en piel grabada color arena, a tono con el traje.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Al inicio de la ceremonia los invitados recibirían un abanico blanco bordeado en lentejuelas plateadas que se ajustaba a los colores de la decoración. Allí se deleitarían en las bien logradas armonías de la Coral Amalia Carrera Duque y en los gestos de amor de los novios que se comprometerían a un amor sin final entregándose unas argollas en oro blanco de JL Joyeros que tendrían la leyenda MYJ Forever y la fecha de la boda. Se sumarían a ese para siempre los invitados que recibirían por grupos un globo blanco en forma de corazón que dejarían partir con sus mejores deseos para los novios. La noche santandereana se vería adornada por este dadivoso amor.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

El Ecoparque Cerro del Santísimo, donde se encuentra la más alta estatua de Colombia; un Cristo resucitado que se levanta a 33 metros por sobre un espejo de agua, se abriría por primera vez para la celebración de matrimonios acogiendo el festejo por la unión de Juan Felipe Y María Alejandra. Cada invitada, al llegar, recibiría un par de babuchas bailarinas que los novios destinaron para evitar tropiezos en el trayecto en teleférico hasta el lugar de la recepeción.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

El coctel se compondría de fresas con chocolate y champaña, producto del Programa Social Montañas Azules, de la Fundación Cardiovascular de Colombia; creado en el año 2004 pensando en responder a las necesidades económicas de los pacientes que a diario llegan a la misma desde distintas regiones del país: hospedaje, alimentación, pañales, transporte, exámenes diagnóstico, todo lo que requieran cuando se dé el caso. Una vez más, este amor obsequiaba algo de sí y este, quizá, fue uno de los más bellos detalles de esta boda y que remarcó su carácter altruista y de sentido social.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Bajo la batuta de la reconocida organizadora de bodas Martha Gómez Serpa y tras deleitarse en la interpretación de un violín Chillout por el maestro Federico Lombardo Cavarra, los invitados escucharían la misma canción con la que Juan Felipe pidió la mano ‘Vamos a hacer nuestra casa, en el cielo de alguna selva’, sería una de las frases que sonara cuando los novios hicieran aparición para dar inicio al banquete. Su baile se acompañaría de Llegaste tú de Luis Fonsi y Juan Luis Guerra, la canción que Juan Felipe le dedicara en su aniversario.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Para este momento los invitados ya habrían encontrado un macarrón en una cajita que se ajustaba a los colores escogidos para la celebración. La decoración de las mesas y del lugar se acogerían al ramo de la novia: 85 orquídeas cymbidium, drendobium y calas en forma de cascada, inspirado en el ramo que la madre de la novia llevara cuando se casó. El blanco en las orquídeas, tulipanes y 5.000 cartuchos, adornaría de simplicidad y sobriedad el espacio, acompañándose del verde natural que resaltaría el tono del lugar que los rodeaba y las 900 velas pondrían el toque de romanticismo. Todo este, trabajo de Andrés Barrientos.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

La sobria decoración se vería ahora desde las mesas redondas y rectangulares de capé de La Fonda Paisa y el menaje de Class Service, magnificada por las exquisitas interpretaciones del Grupo Rapsoda y por el delicioso banquete que Cecilia Nassar y Bohrcafé diseñara y el restaurante Menzuly sirviera: como entrada, Causa limeña de camarones, aguacate y aceitunas negras; como plato fuerte, un Solomillo de res en salsa de ostiones y espárragos frescos; esto acompañado de Pasta risoni, Ensalada de lechugas frescas, nueces caramelizadas, tocineta y fresas. El colmo de la satisfacción sería encontrado en una variada mesa de tortas.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Luego de la cena las invitadas recibirían una pashmina que los novios ofrecieron para prevenir el frío. La Orquesta Misión Secreta abriría la fiesta no sin antes dejar a los hombres advertidos de la presencia de un carro de Libardog para que en cualquier momento de la noche pudieran comerse un perro caliente o una hamburguesa. También estarían abiertos toda la noche una cabina de fotos de La Cabina, en donde los novios esperaban que los invitados grabaran un video-deseo como recuerdo de su asistencia y se tomaran todas las fotos que quisieran; y el servicio de bar de Bartending.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Sonar Eventos & Producciones demostraría un elevado nivel al recibir un nuevo espectáculo musical: el DJ Andrés Maciá se encargaría de la Hora Loca y el grupo animador Hora Loca Rhytmic acompañaría a los invitados que se vestirían de neón, unas gafas con los apodos de los novios JUANFE Y MAYA, les serían repartidas a todos los invitados, en los hombres se acompañarían de un sombrero gardeliano también con toques de neón y en las mujeres de una corona de flores igualmente resplandeciente.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

Cuando se creía que habían llegado al punto máximo, los novios demostraron de nuevo su capacidad de asombrar. Los invitados y la novia misma se sorprendieron con la presencia de la Agrupación Vallenata José Lozano Álvarez; el novio, acompañado por estos increíbles músicos, tomaría el acordeón para dedicarle una serenata a María Alejandra. La fiesta duraría hasta las cuatro de la mañana.

Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto
Sampayophoto
Foto: Sampayophoto

María Alejandra lograría la definición más acertada para referirse a cómo se podría recordar el día de su matrimonio: ‘Compartir, de La mano de Dios, la pureza de nuestro amor con los corazones puros de nuestros seres queridos y amigos’, pero no solo con ellos, sino con otras parejas que después de esto celebrarán también su amor en el Santísimo o con los beneficiarios del programa social que contrataron para el coctel. Aquí el amor fue protagonista porque todo el tiempo se trató de dar, por eso no se equivoca María Alejandra en su definición, porque para ella y para muchos otros, su boda ‘es un sueño hecho realidad’.

Wedding Planner: Martha Gómez SerpaMontaje y Producción: Sonar (Eventos & Producciones) | Menaje: Class Service | Bar: Bartending | Coro: Coro Amalia Carrera Duque | Coctel: Programa Social Montañas Azules, Fundación Cardiovascular de Colombia | Restaurante: Restaurante Menzuly | Decoración: Andrés Barrientos Decorador | Fotografía y Video: Andres F. Sampayo Guerrero, Sampayophoto | Cabina de Fotos y Video: La Cabina | Locación: Ecoparque Cerro del Santísimo | Iglesia: Seminario Mayor Arquidiocesano de Floridablanca | Catering: Cecilia Nassar Y Bohrcafé | Mobiliario: La Fonda Paisa | Grupo musical para el banquete: Grupo Rapsoda | DJ: Dj Andrés Maciá | Orquesta: Grupo Misión secreta | Grupo Vallenato: José Lozano Alvarez | Hora Loca: Hora Loca Rhythmic | Violinista: Federico Lombardo Cavarra | Maquillaje de la novia: Jorge Ariza Cisneros | Peinado de la novia: Luis Bohórquez | Vestido de la novia: Pronovias | Zapatos de la novia: Tatiago | Traje y zapatos del novio: Pedro Ramírez Estudio de Moda | Argollas de los novios y anillo de compromiso: JL Joyeros | Menú de Madrugada: Libardog

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

Alejandra y Mario: un matrimonio de cuento
Alejandra y Mario: un matrimonio de cuento
Ellos no tuvieron que esperar mucho para encontrarse en la vida y desde el primer momento supieron que su destino era estar juntos y ser felices por siempre. Conoce el matrimonio de Alejandra y Mario al mejor estilo de un cuento de hadas.
Lim Studio Fotografía
Bienvenidos al genuino, puro y natural matrimonio de Alejandra y Diego
Un matrimonio diferente, puro, sencillo y natural que sorprende por su espectacularidad. Diego y Alejandra son una pareja 100% inspiradora, aquí su historia.
La Suma De Los Días: Tu historia de amor contada en fotografías y videos
La Suma De Los Días: Tu historia de amor contada en fotografías y videos
Una boda sin fotografías no es boda. Por eso, para que en tu boda tengas las mejores fotos te recomendamos La Suma De Los Días.

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con muchos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información