X

¡Filipinas para una luna de miel exótica!

Filipinas se ha convertido en el destino turístico asiático más deseado para visitar. ¿Por qué? Tiene todas las características para denominarse como un verdadero lugar paradisíaco, gracias a su extraordinaria cultura, la exuberante naturaleza y las maravillosas playas. Sin embargo, Filipinas cuenta con una escasa afluencia turística en comparación con la mayoría de países del sudeste asiático. Aún así, todas sus virtudes siguen siendo de ataque. Conoce un poco más de los pueblos más lindos de Colombia para escaparte en pareja.

Foto vía Shutterstock: PhotoRoman

Así es Filipinas

Filipinas es un archipiélago que reúne unas 7107 islas. Sus condiciones climáticas, el cual se disfruta de un maravilloso clima tropical, y ubicación privilegiada, justo en el llamado cinturón de fuego del Pacífico, han hecho que se desarrolle una impresionante biodiversidad.

Debido a su pasado como colonia española, su cultura ha sufrido una mezcla de influencias de la época indígena prehispánica,  corrientes chinas y cultura hispana. De hecho, el español es todavía uno de sus dos idiomas opcionales junto con el árabe, dejando la oficialidad lingüística al filipino e inglés.

Foto vía Shutterstock: saiko3p2

Playas que son referentes mundiales

Una de sus características principales, por la cual es una de las razones primordiales por la que es deseada por la mayoría de turistas, son sus maravillosas playas. Sin embargo, muchos viajeros desconocen las mieles costeras de Filipinas, uno de los mejores destinos del planeta para relajarse sobre la arena y perderse en busca de tesoros. El archipiélago de Bacuit, al que se llega a través del famoso pueblo El Nido, acoge islas y playas pintadas con el cariño de un artista, como La White Beach en isla Boracay. En este paradisíaco lugar, Puka Shell Beach, otro centro de lujo para bañistas exigentes, acompaña al Boracay Resort and Spa, un lugar de retiro que cuenta con la playa Barocay como playa privada.

Foto: Boracay Resort and Spa

El Discovery Shores Boracay Islands es otra joya de la isla, equipada con todas las comodidades, 87 habitaciones de auténtico lujo y un fantástico servicio de spa.

Palawan, provincia insular inscrita en el propio archipiélago, cuenta con el mencionado El Nido, rodeado de playas y bosques que han adquirido la categoría de “mejor destino de playa en Filipinas” por la CNN. Su complejo hotelero El Nido ofrece sus encantos en varias zonas, a través de cuatro maravillosos espacios que ofrecen servicios de lujo y ecológicos (Apulit Island, Miniloc Island, Lagen Island y Pangulasian Island).

Foto vía Shutterstock: saiko3p
Foto: Discovery Shores Boracay Islands
Foto: El Nido

Palawan también guarda bajo su embrujo la fabulosa playa Corón, cuyo color de agua y lagunas son un verdadero privilegio visual. En su capital, Puerto Princesa, el Sheridan Beach Resort descansa entre el silencio de las montañas y el canto de las azules aguas de Bahía Honda, y presume de ser el primer hotel verde filipino, ya que se consideran ser ecológicamente responsables, debido a  su preocupación por el medio ambiente.

La isla de Mactán es otro perfecto escenario, cuidado al milímetro y lleno de facilidades para sus visitantes. Entre esta ristra de especialidades, el Crimson Resort & Spa aloja a los viajeros más exquisitos. Asimismo, se destacan playas como Siargado, reconocida por sus aguas cristalinas y por sus grandes olas que son perfectas para la práctica de surf.

Foto: Sheridan Beach Resort
Foto: Crimson Resort & Spa

 Fondos marinos inéditos

Filipinas aún conserva sus extraordinarias virtudes, desde las culturales hasta las naturales. En este sentido, acompañando las encantadoras playas filipinas, sus fondos marinos son maravillosas ventanas a un universo completamente nuevo. Las profundidades marinas de Filipinas son limpias, refrescantes e ideales para criaturas nunca vistas. Gracias a la ausencia excesiva de influencia humana, sus arrecifes de coral multicolor, especies fosforescentes y animales marinos, como tiburones zorro, peces globo, tortugas gigantes y los apacibles tiburones ballena pueden permanecer libremente por el mundo submarino. Malapascua, Mindoro, Tubbataha y Anilao son algunas zonas de impresionante belleza acuática.

De hecho, en el fondo marino habitan auténticos tesoros para los amantes del submarinismo, como: El carguero japonés Olympia Maru y varios proyectiles norteamericanos de la Segunda Guerra Mundial, que todavía se encuentran al fondo del océano Pacífico.

Foto vía Shutterstock: Joel Larsson
Foto vía Shutterstock: Max Topchii

Maravillas naturales

Además de playas de arena blanca y lienzos de agua cristalina, Filipinas está denominada en muchos  espectáculos naturales de obligada visita. El más importante es el Parque Nacional del río subterráneo de Puerto Princesa, hogar del río subterráneo homónimo considerado como una de las siete maravillas del mundo natural. Anclado en Palawan, esta bella formación natural, con maravillosas grutas y refrescantes espacios de agua turquesa, donde se puede bucear, contemplar la gran variedad de fauna acuática, como: el murciélago zorro, el cerdo barbudo, Bearcat y el puercoespín Palawan; como también la flora como parte de su magnifico decorado natural.

Las Colinas de Chocolate en Bohol están formadas por 1268 montañas simétricas, tan impactantes como las fabulosas terrazas arroceras de Banaue, que la mano del hombre ha ayudado a moldear con fines agrícolas. Además, una imponente zona volcánica para hacer senderismo con puntos tan interesantes como el Monte Pinatubo y 37 volcanes entre el que destaca el volcán Taal, el cual se puede visitar.

Aunque no se trata de una construcción natural, el tarsero es uno de los animales más famosos de Filipinas y pasa sus días y sus noches con cara de susto en la isla de Cebú. En él se inspiraron para concebir los Gremlins y los Furbys.

Foto vía Shutterstock: Rastislav Sedlak SK
Foto vía Shutterstock: Frolova_Elena
Foto vía Shutterstock: Kim David

Capital y cultura

Debido a su pasado español, en Filipinas se puede presenciar de una multiculturalidad de contrastes, sobre todo en Manila, su capital. Es una ciudad de 1571 que resguarda tras sus murallas un pasado colonial muy rico (museos, iglesias, plazas…), pero también una salvaje mezcla de rascacielos con barrios extremadamente humildes. Con 15 millones de habitantes, el caos termina siendo irrelevante con la gracia y cercanía de su gente. Intramuros es uno de los lugares más visitados de la ciudad y el Edsa Shangri-La, con sus jardines tropicales, lujo y centros de descanso, el mejor lugar para hospedarse.

Después de presenciar esta combinación de situaciones, todo visitante de Filipinas no puede irse sin visitar algunos pueblos indígenas, sitos entre las selvas, para descubrir la filosofía autóctona del país. Allí, los aetas, de piel oscura, baja estatura y pelo rizado, son tan amigables que te dejarán compartir con ellos sus costumbres ancestrales. Habitan en las montañas de Luzón y su esencia mística y creencias son experiencias muy evocadoras.

Foto vía Shutterstock: Jon Bilous
Foto: Edsa Shangri-La
Foto vía Shutterstock: joyfull

Frutas, dulces y arroz

Filipinas es una tierra maravillosa porque todos los sentidos se ponen a prueba. El mango es su fruta fetiche, un sabor que está presente en numerosos países tropicales, pero que en Filipinas encuentra su sabor más dulce, pues ostenta el récord Guiness como la fruta más dulce y jugosa del mundo (se dice que el fundador de Mango se basó en el mango filipino para el nombre de la marca de ropa española).

Además, disponen de una larga tradición de postres. Por ejemplo, la llamada ‘meryenda’ (chocolates) se come permanentemente, aunque destaca el halo-halo, con varios ingredientes que lo hacen exquisito, como judías, boniatos, plátanos o arroz. De hecho, este último es clave en la alimentación filipina y se come durante cualquier comida.

Por otro lado, el durian y el balut son alimentos altamente nutritivos, donde el primero es afrodisíaco y el segundo es un huevo fertilizado con un embrión dentro, pero su olor, sabor y presentación suelen alejar a la gente de sus inmediaciones.

Foto vía Shutterstock: photopixel

La gente

Si algo nos gusta de viajar es el podernos relacionar con las personas nativas del lugar y que esta este por la labor de hacernos la estancia más agradable. En Filipinas, el trato cercano, atento y simpático de las personas es vital en la integración con la cultura local. Resulta casi imposible borrar sus amables sonrisas de sus caras, dibujadas en su rostro como señal de respecto y afecto. Además, muchos de sus habitantes, sobre todo los de mayor edad, todavía mantienen el español entre sus lenguas de uso, por lo que la comunicación es mucho más sencilla.

Foto vía Shutterstock: Sascha Burkard

¿Te ha convencido Filipinas? Tiene todo lo que necesitas para una luna de miel digna de recuerdos mágicos. Desde sus fabulosas playas hasta su rica cultura, todos sus ingredientes son deliciosos. Para viajar a este maravilloso paraíso te puede interesar conocer sobre las agencias que podrían ayudarte a vivir la mejor experiencia.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información