Cristina y Luis Eduardo, la historia de la princesa con su príncipe azul

De pequeñas, todas soñamos con una boda especial. El príncipe azul, que llega montando un caballo blanco, la calabaza que se convierte en carroza, un vestido que deslumbre y nos haga ser el centro de las miradas, una hada madrina que haga realidad todos nuestros deseos y un día que siempre podamos recordar. Cuando vamos creciendo, algunas abandonamos esas ilusiones, porque aunque soñemos con una boda especial, nos parece irreal. ¡Pues no! Cristina y Luis Eduardo nos demuestran que todos los sueños se cumplen, que el amor de película y una boda de cuento de hadas es posible. Aquí te contamos su historia.

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
 Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía

Así comenzó el día

El 11 de julio del 2015 fue la fecha elegida por Cristina y Luis Eduardo para dar el ¡sí! en el altar. El lugar no podía ser otro, la Hacienda San Carlos en Subachoque, fue testigo de una celebración inolvidable, en un día que seguramente siempre estará en su corazón. En este lugar, Cristina inició su preparación desde muy temprano, acompañada por su hermana y su mamá, sus cómplices para uno de los momentos más felices de su vida, porque su cuento de hadas estaba a punto de comenzar.

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía

El vestido de Cristina fue  simplemente espectacular, delicado y elegante. Encaje, flores bordadas, ceñido a la cintura, una cola larga y un velo que la hicieron lucir como una verdadera princesa, además, para esta ocasión Cristina apostó por un peinado recogido, unos detalles florales en la cabeza y un maquillaje sobrio, para el día, ya que su historia de amor se escribió bajo la luz del sol, su maquillaje y peinado estuvieron a cargo de Edwin Cortés.

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía

Cristina eligió un ramo perfecto para completar su look, un hermoso bouquet de Gypsophilias no desentonaron con su vestido y quedó lista, además cautivo a cada asistente y sobre todo a su futuro esposo, que se sintió el hombre más afortunado del mundo.

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Herández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía

¡Como todo un príncipe!

Mientras que Cristina se preparaba para lucir radiante, Luis Eduardo, que también lucía elegantísimo no se quedaba atrás, estaba preparando su entrada triunfal a la capilla de la Hacienda San Carlos y qué mejor forma de hacerlo que a caballo, como un príncipe azul, el que siempre había soñado su novia, con el que soñamos todas cuando somos pequeñas y el sueño, para ella, se hizo realidad. 

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía

Aunque el cielo estaba oscuro y amenazaba con llover, cuando Cristina salió hacia la capilla, el sol comenzó a brillar, los pájaros comenzaron a cantar y el día se iluminó. La ceremonia, uno de los momentos más emotivos del día, fue retratada por el lente de Diana Hernández Fotografía, sus cámaras acompañaron a los novios antes, durante y después de dar el sí acepto en el altar, ningún instante de este día se quedó sin capturar. Las argollas de matrimonio, que ahora lucirían Cristina y Luis Eduardo fueron obra de Diseño & Oro.

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía

¡Una foto por aquí, otra por allá!

Después de sellar su unión en el altar, los novios asistieron felices a la sesión de fotos, que ratificaba la perfección de ese día que apenas acababa de comenzar. Por esto, y como siempre he dicho, es mejor que las imágenes hablen por si solas.

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía

¡Un brindis por los novios y que comience la fiesta!

El sueño continuaba. Cristina y Luis Eduardo estaban protagonizando uno de los días más felices de su vida, luego de la sesión de fotos y un brindis por los novios, los asistentes estaban listos para disfrutar de la recepción, preparada especialmente por Bodega y Cocina, todos unos expertos, que sin duda reflejaron el buen gusto de los recién casados hasta en el más mínimo detalle.

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía

La decoración tuvo detalles que la hicieron única. El color dorado adornó cada rincón del salón, donde las mesas con detalles florales se robaron la atención, el ponqué de la boda también fue diseñado de forma especial, en esta ocasión una torta cuadrada, con frutos rojos fue el postre perfecto.

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Diana Hernández Fotografía

Luego de la comida, los novios pudieron disfrutar de un baile, que inauguró la pista para lo que sería el resto de la velada, romanticismo a flor de piel, amor puro y felicidad, esto se respiraba en el ambiente de un día que comenzó siendo perfecto y que terminaba de la misma forma.

Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía
Diana Hernández FotografíaReserva tu cita con Diana Hernández Fotografía
Foto: Juan Felipe Rangel para Diana Hernández Fotografía

Con esta historia pude comprobar que los sueños de infancia, una boda mágica y un príncipe azul no son solo cuentos de hadas, y tal y como le pasó a Cristina y Luis Eduardo, lo que soñamos se puede convertir en realidad. Un cuento de amor, que ese día escribió su primer capítulo de muchos que vendrán, pero este sin duda será el principal.

Decoración recepción: Bodega y Cocina | Maquillaje y peinado: Edwin Cortés| Lugar recepción y ceremonia: Hacienda San Carlos, Subachoque | Argollas de matrimonio: Diseño & Oro | Fotografía: Diana Hernández Fotografía

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribir un comentario

Fotógrafos de matrimonios en Cali: Los mejores para tu celebración
Fotógrafos de matrimonios en Cali: Los mejores para tu celebración
La elección de fotógrafo para tu boda no es un detalle menor, pues elegirás al que se encargará de inmortalizar los recuerdos del día más importante de tu vida. Por eso hoy te traemos la selección de los 10 mejores fotógrafos de boda en Cali.
Hoteles para bodas en Bogotá: ¡Los mejores para celebrar tu gran día!
Hoteles para bodas en Bogotá: ¡Los mejores para celebrar tu gran día!
Te traemos la selección de los mejores hoteles para celebrar tu boda en Bogotá. Hay para todos los gustos, tú eliges el que más se adapte a tus gustos.
Los mejores fotógrafos de bodas en Cartagena: ¡Te encantarán!
Los mejores fotógrafos de bodas en Cartagena: ¡Te encantarán!
¿Buscas el mejor fotógrafo para tu boda en Cartagena? Conoce nuestra selección de los mejores fotógrafos de boda en Cartagena

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con muchos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información