¿Cómo afectan los celulares al cerebro y también a nuestras relaciones? Descubre lo que dice la Neurociencia

¿Cómo afectan los celulares al cerebro y también a nuestras relaciones? Descubre lo que dice la Neurociencia

¿Conoces cómo los celulares afectan nuestro cerebro? Estas son los hechos científicos que revelan una gran reflexión para evaluar el papel de los smartphones en nuestras relaciones de amistad y de pareja, e incluso en nuestros proyectos personales.

  • Vida en pareja
  • Novios
  • Pareja
  • Salud
guardarFoto vía Shutterstock
Foto vía Shutterstock

Estamos de acuerdo en que la existencia del celular ha cambiado la manera como vemos y nos comportamos en el mundo: le dio practicidad a muchas tareas de la vida cotidiana como hacer compras de toda clase de cosas, pagar cuentas, ir al banco… todo sin salir de la cama. Nos permite ir de un lugar a otro desconocido sin miedo a perdernos o gastar gasolina de más; sin mencionar que hace posible las relaciones a distancia y mantener contacto con amigos en otro continente. Nos da autonomía, entretenimiento y mucha, mucha información al alcance de unos pocos toques.

Sin embargo, no cabe duda que son cada vez más las personas que se cuestionan dilemas acerca del papel de los celulares inteligentes y cómo afecta su uso en nuestras vidas. ¿Conoces las maneras como los celulares afectan nuestro cerebro? La neurocientífica y actriz, Mayim Bialik, cuenta interesantes reflexiones al respecto.

guardarFoto vía shutterstock
Foto vía shutterstock

1. Disminución de las tareas cognitivas

La existencia de los celulares o smartphones ha hecho posible que la conveniencia del entretenimiento siempre esté a cero de distancia. Esto nos ha dado la excusa para distraernos de nuestras actividades cotidianas en maneras que no alcanzamos a imaginarnos:

En un estudio, los sujetos que tenían sus smartphones a la mano, realizaron peor las tareas cognitivas de su diario vivir. Mientras que los sujetos que tenían su celular en otra habitación, hicieron mejor estas tareas. Otro análisis indicó que a los sujetos que tenían su teléfono recibiendo notificaciones, pero que no se les permitía revisarlas, se les aumentaba la presión sanguínea y todos los síntomas que indican ansiedad y adicción. 

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardarFoto vía Shutterstock
Foto vía Shutterstock

En otras palabras, aunque probablemente no seamos conscientes de una posible adicción, nuestro cerebro puede engañarnos a la hora de ser eficientes en nuestros objetivos por estar pendientes del celular. Es probable que aunque el smartphone nos ayude en docenas de tareas y propósitos, también puede alejarnos de éstos por no estar lo suficientemente enfocados.

2. Distracción y pérdida de habilidades sociales

En la actualidad, es común observar cómo en las reuniones sociales, los asistentes y amigos terminan mirando más la pantalla de su celular que los ojos de quienes le rodean. Es usual llegar a un restaurante y ver parejas de esposos que no se hablan entre sí, sino que chatean y actualizan sus redes sociales, olvidando a la persona que tienen a su lado. También sucede que uno de los novios se siente disminuido o subestimado al ver que su pareja mira su celular mientras éste le está contando algo personal o de su día.

guardarFoto Phovoir vía Shutterstock
Foto: Phovoir vía Shutterstock

Las relaciones en general han tenido una afectación principal debido a la dependencia y obsesión que ha generado el smartphone en nuestro cerebro, obsesión que consiste en “necesitar” estar siempre conectado, mirando mensajes, notificaciones, fotos, videos, estados y una página infinita de “noticias”. Esto ha causado que las personas coloquen en un lugar más importante (“o más interesante”) al mundo virtual que hay dentro de sus teléfonos, que a las personas que aman y le rodean en tiempo presente, lo que a su vez ha llevado al deterioro de las relaciones de pareja/amistad y a la disminución de nuestras habilidades sociales. Esto conocido como phubbing, es la tendencia que está acabando con las relaciones.

3. “El efecto Google

Vivimos en una generación de personas que sienten que saben más que cualquier otra generación anterior, cuando en realidad podríamos estar viviendo en una generación donde las personas saben mucho menos de lo que sabían antes. Afirmó la neurocientífica… No exageró. Tener nuestros teléfonos dotados con docenas de aplicaciones, utilidades e Internet a donde quiera que estemos, nos ha hecho sentir que tenemos todo lo que necesitemos saber a un solo paso, a la hora que lo necesitemos.

guardarFoto: WAYHOME Studio vía Shutterstock
Foto: WAYHOME Studio vía Shutterstock

Científicos sociólogos han descubierto que pensar que toda la información está disponible, hace que sea menos probable que la recordemos de forma consciente; esto es llamado “el efecto google”, y la premisa básica es: cuanto más pensamos que “todo está en Google“, menos el cerebro tiene que trabajar para codificar la información de forma interna como parte del conocimiento.

Esto quiere decir que cuando estamos dejando que “nuestro celular lo memorice”, básicamente hacemos que la información “entre por un ojo y salga por el otro”. ¿Cuál es la consecuencia? Que al momento de no tener la disponibilidad del smartphone para que nos provea la respuesta, nos veremos en apuros, sabiendo que si estuviera en nuestro cerebro, probablemente todo habría sido fácil de resolver.

guardarFoto: Jacob Lund
Foto: Jacob Lund vía Suhtterstock

Un gran ejemplo de esto son aquellas parejas que no pueden viajar a ningún lado, sin sus celulares diciéndoles a dónde ir. Los que crecieron usando mapas y necesitando recordar a dónde iban sin mirar su teléfono, desarrollaron en mayor medida su hipocampo (la zona del cerebro que interviene en los procesos mentales como la memoria, la navegación espacial y el movimiento a través de un espacio concreto), el cual tenía que trabajar realmente duro para recordar los lugares, rutas, direcciones y sentido de la ubicación.

guardarFoto vía Shutterstock
Foto vía Shutterstock

Desde estos hechos, para la salud de nuestro cerebro y el equilibrio de nuestra vida, es importante evaluar si necesitamos hacer algunos cambios en la manera cómo usamos nuestro celular. Crear estrategias de acuerdo a lo que queramos cambiar, como dejarlo en casa al salir al restaurante con la pareja, apagarlo en un día de descanso o silenciarlo por algunas horas para lograr concentrarnos en una tarea o una charla de amigos. Aprovechar el acceso a la información pero tratando de aprenderla, para que en una próxima oportunidad, ya esté codificada en el cerebro. Por otro lado, si quieres ser feliz con tu pareja, evita hacer estas 8 cosas

Comentarios (4)

Escribir un comentario

Lista de regalos Zankyou: ¡Recibe el dinero de tus regalos en efectivo!