Carolina y Justin: una hermosa boda contada desde el otro lado del mundo

Carolina y Justin: una hermosa boda contada desde el otro lado del mundo

Esta es la bella historia de una colombiana y un australiano que se enamoraron al otro lado del mundo y escogieron a la hermosa Villa de Leyva para hacer su fiesta al mejor estilo colombiano.

Carolina y Justin: una hermosa boda contada desde el otro lado del mundo
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez
  • Real weddings
  • Católica
  • Estilo fairy tale
  • 2019
  • Boyacá

Carolina y Justin le contaron a Zankyou su maravillosa historia de amor, recordándonos que sí es posible encontrar el amor verdadero. La historia de esta colombiana y este australiano, nos enseñan que sólo debemos estar abiertos a mirar a nuestro alrededor, que cuando estamos en el camino de cumplir nuestros sueños, ¡probablemente encontraremos también un gran amor!

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Y así comienza la historia…

“Hace 6 años que llegue a Australia con muchos sueños y proyectos en mente. Los primeros dos años sentí mucho más la ausencia de mi familia y amigos; fue una época de muchos desniveles emocionales. Junto a mi hermana mayor, que ya se encontraba viviendo en este país, logré construir una familia muy linda, la cual me ha dado el apoyo incondicional durante esta travesía lejos de mi país. Mi hermana entonces se convirtió en mi cómplice”.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

“Sucedió que un viernes por la noche decidimos salir y disfrutar de la increíble ciudad Sydney. Fue la excusa perfecta  para compartir juntas como hermanas. En uno de los tantos lugares que visitamos apareció él. Sentí su mirada y su deseo de hablar conmigo inmediatamente… sólo pasaron unos segundos cuando se acercó a presentarse. Hi, nice too meet you! I am Justin – me dijo de pronto. Fue un momento de increíble conexión, no había remedio, la atracción fue inmediata!.”

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Y nos continuó contando… “Así que empezamos a hablar, nos mirábamos fijamente y nuestras sonrisas allí continuaban entre más nos conocíamos. Mientras tanto, mi hermana me miraba y me hacía ojitos como diciéndome: “sí, ¡ese es!”.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Después de un par de cocteles Carolina se escapó con su hermana, dando una vuelta por el bar, cuando de repente Justin apareció de nuevo, como un imán. Esa noche en medio de tanta gente su mundo y sus ojos fueron solo para él y los de él para Carolina.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

“Hablámos muchísimo, ¡sin parar! en ese entonces mi inglés no era tan bueno, pero teníamos muchas historias que contar y no parábamos de hablar y conocer lo que había en la vida y el corazón de cada uno. La atracción se sentía fuertemente. Así que ese octubre se convirtió en uno de los meses más hermosos de mi vida, porque conocí a esa persona que me hizo sentir amor por primera vez en mi vida.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Mi hermana sin duda alguna fue parte fundamental de esa unión; ella  se convirtió en mi cupido, en mi cómplice… cuatro años después se convirtió en la madrina de mi matrimonio. Lo más curioso de la historia, es que esa misma noche que nos conocimos ella le pregunto a Justin “so, then are you going to marry her?”. Ella lo dijo en broma sin saber que su frase era una profecía”.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

¿Entonces qué pasó? 

Pues que dos semanas después de esa noche conoció a su familia. Los nervios estaban allí constantes, la voz de Caro era tímida en el momento de presentarme a sus padres. Las diferencias culturales eran evidentes y el tema del idioma hizo aún más difícil el momento. Pero no importaba, porque el  amor, el deseo y la atracción seguían allí inundando sus corazones, realmente estaban enamorados.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

“Nuestro noviazgo fue muy dulce, con el tiempo él supo esperarme y ser paciente. Resulta que yo me encontraba estudiando mi maestría y el tiempo era una gran limitante para pasar tiempo juntos. Estudiar y trabajar fue una cosa de locos, pero de alguna forma supe  sacar tiempo para el hombre que tanto me gustaba.

A los seis meses empezaron a vivir juntos. Ocho meses después viajaron a Colombia, donde Justin quedó enamorado de la familia de Caro y este hermoso país tricolor. La relación sin duda iba por buen rumbo y se fortalecía aún más. Y aunque el tema del idioma fue complicado, sus padres pudieron comunicarse con él, a la vez que le demostraban todo el amor del mundo con el idioma universal de los gestos y las señales de cariño. Fueron momentos únicos en la relación.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

La pedida de matrimonio

El 14 de agosto de 2017, fue uno de los días inolvidables de nuestras vidas. Allí estabamos, en Fiji… una de las islas más hermosas del Pacífico Sur. Aún recuerdo ese atardecer como si hubiera sido ayer… Justin reservó una mesa para cenar juntos en frente del mar, literalmente estaba ubicada a tan sólo unos metros del mar, ¡fue espectacular sentir el sonido de las olas y la brisa acariciándonos!.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Estábamos disfrutando de la noche y su sonido. La mesa solo tenía una pequeña bombilla. De repente el mesero se acercó a preguntarnos qué deseábamos cenar. Entre preguntas y respuestas veo lentamente cómo Justin se acerca a mí, poniéndose de rodillas. Lo inesperado pasó… de repente y muy claramente en español me pregunta: ¿Quieres casarte conmigo?

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

¡Fue más que increíble! Siendo él australiano y con poco español, fue hermoso escuchar su propuesta en mi idioma nativo. No imagino las veces que tuvo que practicarlo para que se escuchara tan bien! (casi muero de amor). Luego lo repitió en ingles… “will you marry me?”, yo respondí “siiii”, y luego un “yeeesss, I love you so much”.

Carolina no pudo evitar que sus ojos se aguaran, y que temblaran sus manos… no podría controlar tantas emociones encontradas. Fue uno de los momentos más hermosos de su vida. Enseguida llamó a su familia en Colombia y a su hermana mayor en Australia para comunicarles las excelentes noticias. ¡Todos lloraron de la emoción!

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Y así fue su boda

Una vez comprometidos, escogieron la fecha de la boda y el lugar: el 15 de septiembre sería el gran día en Villa de Leyva Colombia. Justin estuvo de acuerdo en que la boda se realizara en Colombia, ya que toda la familia de la novia se encontraba acá, además que a Carolina y Justin les encantaba Villa de Leyva como escenario.

Planear la boda estando tan lejos fue uno de los proyectos más importantes y también un verdadero reto. Afortunadamente,  conté con el apoyo de mi madre, mi familia en Colombia y de mi super hermana mayor acá en Australia. Ellos se convirtieron en mis wedding planners.

Por whatsapp contactaron uno a uno a los proveedores. Tuvieron un año para tomar todas las decisiones y hacer todas las gestiones desde Australia; la madre de Carolina fue clave, porque eran sus ojos en Colombia.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Uno de los proveedores más importantes, eran los fotógrafos, quienes debían ser los mejores capturando momentos tan especiales e irrepetibles. Por esto escogimos a Laura & Alejo, dos personas con experiencia y mucho amor por lo que hacen. Amé y amo el trabajo que realizan.

El vestido de novia lo compró en Australia, al igual que los vestidos de las damitas de honor. Fue toda una aventura para Carolina llevar un vestido tan grande desde Australia a Colombia, ¡pero lo logró! Una semana antes de la boda llegué a Colombia; sin embargo el vestido requería algunos ajustes antes de la boda. Leonor Correa hizo un trabajo lindísimo con su vestido, respondiendo a todas las solicitudes desde otro continente, muy eficientemente.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez
guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Mi llegada fue en una preciosa carroza donde conté con el apoyo de dos chicos vestidos muy elegantemente, que cuidaron de mi y mi vestido. La ceremonia se llevó a cabo en la catedral principal de Villa de Leyva la Iglesia Nuestra Señora del Rosario. Hubo un un coro divino que proporcionó Duruelo.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez
guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

El equipo de Toque Rosa hizo un trabajo increíble, decorando con flores colombianas todos los rincones; Ingrid me apoyó con todo lo que quería, ¡y le quedó la decoración como un cuento de hadas! Las flores son uno de los productos principales de exportación en Colombia, por lo tanto tenían que ser super especiales, ya que anhelábamos mostrarle a nuestra familia Australiana lo hermoso de Colombia. ¡Sí que los sorprendimos!

Celebramos con sus seres más queridos en el hotel Duruelo, un hotel para bodas en Villa de Leyva comparte el mismo estilo arquitectónico y cada uno de sus espacios lo refleja. En el patio central se observa una preciosa fuente y cada una de sus paredes, cada una de sus columnas, parecen tener muchas historias para contar.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

La comida y apoyo con la recepción y los decoradores fue increíble. Conté con un equipo super lindo para la ejecución de nuestra boda. Sandra, la planeadora oficial de Duruelo, fue la encargada de organizar cada uno de los detalles y quién me contaba día a día los avances de la organización. Fue genial.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Para la entrada al salón, los profesionales de Duruelo ubicaron un par de volcanes en la entrada que iluminaron la noche. El primer baile fue bajo la sinfonía de Frank Sinatra “I love you baby”. Los novios practicaron muchas veces y logrando obtener una sonrisa grandísima de cada uno de sus invitados.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Debo decir que uno de los momentos más emotivos fueron los “discursos”. ¡Mi suegro y esposo de origen Australiano prepararon sus discursos en español! Wow, fue increíble escucharlos hablar en un español tan claro; de hecho hicieron un par de bromas

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Durante la hora loca los recién casados contaron con una papayera genial que proporcionó Duruelo; con antifaces, sombreros vuetiaos´ y collares tricolor que representaban el color y sabor de Colombia, la celebración fue maravillosa y muy divertida.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

La boda que algún día soñé y planeamos por un año entero, superó nuestras expectativas, todos los momentos fueron increíbles. Mis suegros que venían desde Australia se llevaron un pedacito de Colombia en sus corazones, amaron cada momento vivido allí, por eso esperan volver de vacaciones.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Báez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Me siento muy feliz de haber unido mi vida junto a esta personita que proviene de otro país y otra cultura. Agradezco inmensamente a mi hermana Johana mi mamá Estrella, mis suegros y familia colombiana que contribuyeron en que la boda fuera inolvidable para nuestras vidas. También a cada uno de los proveedores que hicieron de mi boda un cuento de hadas.

guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Baez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Baez
guardarFoto: Laura Mendoza & Alejo Baez
Foto: Laura Mendoza & Alejo Báez

Finalmente encontré a mi media naranja, en el lugar menos esperado, Australia. ¡Me declaro inmensanmente feliz!” 

La historia de Caro y Justin finalmente nos enseña algo muy valioso… Que el idioma, la cultura o la edad no son barreras para construir una relación fructífera. Por el contrario se convierten en ingredientes magicos que crean mayor atracción. A ellos deseamos sigan siendo muy felices formando una hermosa vida tomados de la mano. También te gustará Cata y Matt: cuando el amor florece, lo hace en cualquier lugar del mundo.

Ceremonia: Iglesia Nuestra Señora del Rosario | Decoración: Toque Rosa | Vestido de novia (ajuste): Leonor Correa Novias | Fotografía: Laura Mendoza & Alejo Báez | Organización, catering, fiesta y hora loca: Sandra, organizadora de Hospedería Duruelo

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

Laura Mendoza & Alejo Baez Fotógrafos bodas
Leonor Correa Novias Diseñadores de novia
Toque Rosa Asesores y organizadores
HOSPEDERÍA DURUELO Hoteles bodas