X

Angie y Steven: una boda mágica inspirada en la naturaleza

Angie y Steven se gustaron desde el primer momento en que se vieron. Pero como en toda historia de amor real, pasaron muchas cosas para llegar al momento de la boda feliz. Esta pareja se conoció en el trabajo, en Bogotá, pero la relación empezó luego de unos años en medio de una fiesta corporativa, donde se conocieron mejor y se dieron cuenta de sus personalidades complementarias. Angie es espontánea, muy sincera y dice que le “gusta contarle mi vida a todo el mundo, no me da pena casi nada”; mientras que Steven es reservado, serio y un excelente negociante. Este es el típico caso en que los polos opuestos se atraen.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

Después de un tiempo los dos viajaron a Villavicencio, de donde es Steven, para conocer a su familia en “plan amigos”. Allí fue cuando la relación se hizo formal, pero no precisamente por iniciativa de alguno de los dos. “Chavita, la mamá de Steven, fue la que realmente nos cuadró, porque nos preguntó que cómo me debía presentar ante los familiares y amigos, los dos dijimos ‘pues como una amiga’, pero ella insistió que eso no estaba bien, que me presentaría como la novia y así se formalizó la relación”, cuenta Angie entre risas.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

Desde entonces Villavicencio se convirtió en el lugar preferido de los dos. “Viajábamos casi cada ocho días desde Bogotá y así poco a poco se terminó convirtiendo en un lugar especial ya no sólo para él sino para mí también”, relata Angie. Así pues, la pedida de mano fue en la finca donde Steven había construido recientemente su propia cabaña y donde ambos disfrutaban de mucha tranquilidad y privacidad.

Angie estaba dormida allí cuando de repente sintió un ruido que la despertó. Al buscar a Steven en el mirador, subió las escaleras y de repente empezó a sonar la canción “Nota de Amor” de Carlos Vives y allí, hecho un manojo de nervios, estaba su novio entre velas blancas. “Recuerdo muy bien que el cielo ese día estaba precioso, lleno de estrellitas, la noche era fresca y claramente no fue todo como lo imaginé, fue mucho más de lo que había soñado”, cuenta Angie, quien agrega que podía dejar de llorar de la emoción y sin pensarlo dos veces le dijo que sí quería ser su esposa.

El anillo de compromiso fue hecho a la medida, un diseño del novio y el padrino. Es en oro blanco de 18 kilates, con un diamante central de 0.80 y 14 diamantes de adorno. La joya lleva la inscripción “Te amo princesa”, como Steven siempre ha llamado a Angie.

La boda fue el 13 de agosto de 2016, en la capilla del Condominio Barú, que queda en el kilómetro 4 vía Puerto López, en Villavicencio. Allí mismo fue la recepción.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

 

Después de mucho buscar un vestido de su agrado, Angie se decidió por uno de Mori Lee Bridal, que encontró con la asesoría de Marcela de López, con quien obtuve una cita y “me atendió increíble”. El vestido estaba hecho para ella, pues ni siquiera hubo que hacerle ajustes. “Lloré, pensé que eso no pasaba y menos a mí, pero sí, me pasó, lloré de la emoción”, recuerda Angie.

El vestido es tipo A, tiene un encaje muy delicado en la parte superior y la parte de abajo un velo sencillo pero elegante. Adicionalmente, estaba adornado con un cinturón en piedras de Swarovski y la espalda tenía un efecto ilusión en forma de alas o corazón. Por su parte, el traje del novio fue un smoking tropical de Carlos Nieto, que Steven eligió en secreto. Una verdadera sorpresa romántica para ambos al verse en la ceremonia.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

 

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

 

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

 

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

 

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

 El look de Angie fue complementado con una tiara y aretes Valeria de Zawadsky. Sus zapatos fueron de Adriana Capasso, en color champagne y fue un diseño acordado entre la diseñadora y la novia. El maquillaje y peinado fueron de Valentina Arjona, de Makeup by Design.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

El ramo fue diseñado y elaborado por Conalflores en Villavicencio con rosas blancas, eucalipto, craspedias y follaje. El anillo de Angie es una argolla en oro blanco de 18 kilates y 15 diamantes. La sortija lleva como inscripción el nombre completo de Steven y la fecha del matrimonio. La argolla de Steven es en oro amarillo de 18 kilates y lleva el nombre completo de Angie y la fecha del matrimonio.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

El servicio de fotografía y video estuvo a cargo de Loopstudios, que los novios recomiendan mucho. “La entrega de las fotografías fue un momento súper lindo porque Lina y Sergio, a pesar de que tienen tanta experiencia haciendo lo que hacen y que han estado en tantas bodas, son muy entregados, consentidores, orientados hacia la perfección y te hacen sentir los novios más especiales (…) Muchos momentos unos se los pierde durante la boda pero ellos son expertos en que nada se escape. Los recomendaría sin dudarlo”, dice Angie.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

Conalflores fue la empresa que ayudó a hacer realidad la idea de los novios de una boda donde el blanco y el verde predominaran en la decoración. Se usaron flores como la hortensia blanca, rosas blancas, craspedias, eucalipto y mucho follaje para recrear un bosque. La madera y el cristal fueron muy usados en toda la decoración, así como las velas y las luces tanto en la capilla como en la recepción.

La decoración en general fue hecha por los novios con la ayuda las familias y amigos. El novio, fue el mejor Wedding Planner de la historia, pues se encargó de que Angie descansara muy bien desde la noche anterior a la boda. Él se encargó de los detalles, de montar las luces, la mesa y hasta de coordinar proveedores. Los caminos de mesa y los marcadores de puestos y de mesas fueron un proyecto DIY que los novios compartieron con una amiga cercana.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios
Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

Los invitados se llevaron como detalle abanicos en madera para las mujeres, con letreritos con los nombres de los novios y la fecha de la boda.

El catering estuvo a cargo de un chef muy cercano a la familia, con la dirección de la hermana de Steven, que tiene un paladar exquisito y quien fue la que seleccionó todo el menú de la boda. Los invitados participaron de un baile llanero y degustaron tunguitos y rosquitas representativas de la región, cerveza fría, té helado y jugos de diferentes sabores. La entrada fue ceviche de camarones y el plato fuerte fue mamona gourmet, un plato típico de los Llanos Orientales. Adicional a esto, había una mesa de postres con merenguitos, mini cheesecake, barquillos, entre otros dulces. A medianoche se ofrecieron hamburguesitas con papitas chips.

En la recepción, lo novios bailaron la misma canción de Carlos Vives de la pedida de mano. “Steven no baila, porque no le gusta, pero ese día puso todo su empeño porque sabía que para mí era muy importante el baile. No hicimos coreografía, solo bailamos y nos dejamos llevar”, recuerda Angie.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

 

Los invitados disfrutaron de la fiesta con la hora loca inspirada en la música urbana y el reguetón. Se repartieron gorras, anillos que brillaban en la oscuridad, cadenas muy “bling bling” y gafas reguetoneras. Un grupo de bailarines profesionales, que viajaron desde Bogotá, se presentaron para animar a todos.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

Hubo muchos momentos especiales que emocionaron a todos y fue una boda muy divertida. “Lo que no queríamos es que fuera una boda acartonada, porque nosotros no somos así”, dijo Angie. En especial recuerdan su nerviosismo cuando el sacerdote les preguntó cuántos hijos iban a tener en plena ceremonia… o cuando al pajecito le dio pánico escénico en la entrada a la capilla y no quería caminar.

Pide tu cita con Loopstudios
Foto: Loopstudios

Sin duda fue una boda mágica. “Fue todo lo que soñamos, nos encantó y por mi parte, lo repetiría sin cambiarle absolutamente nada”, recuerda Angie. El día fue muy especial y se sintió una energía muy bonita, en la que todos los invitados se conocieron, se hablaron, abrazaron y bailaron como dos familias hechas una sola.

Lugar de la boda y la recepción: Condominio Barú | Vestido de la novia: Mori Lee Bridal con asesoría de Marcela de López | Zapatos de la novia: Adriana Capasso | Maquillaje y peinado de la novia: Valentina Arjona de Makeup by Design | Joyas de la novia: Zawadsky | Traje del novio: Carlos Nieto | Ramo de la Novia y decoració: Conalflores | Fotografía y video: Loopstudios |

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información