María y David: el amor es infinito

Todo tiene un principio y para el amor casi cualquiera sirve: una fiesta le resultó suficiente para conectar los destinos de David y de María quienes desde que se conocieron allí, nunca se separaron.

Pero el amor verdadero tiende a evitar el final, procura la unidad para siempre: una noche, caminando por el muelle de Barcelona, mientras recordaban la historia juntos, todos los recuerdos lindos, David le dijo a María que quería que fuera así para siempre, sacó el anillo y se arrodilló: ‘¿Quieres pasar el resto de tu vida conmigo?’, ella respondió con llanto y abrazos. Luego celebraron que se habían comprometido.

El 5 de diciembre de 2015 la Hacienda Guanatá tuvo la oportunidad de contemplar a María: su vestido David’s Bridal, arreglado por David Guarín, de encaje, romántico, de caída simple y el trabajo de maquillaje y peinado de Javier Martínez, resaltaban ese encanto natural que se desprende de María. Su sonrisa estaba enmarcada en un velo de más de 2 metros de largo y una tiara de Rosh Millinery.

Con el ramo que su prima elaboró con suculenta, la flor que su madre le hubiera regalado, rosas y tulipanes, de colores peach & mint, avanzaría hacia David, quién la esperaba con un vestido de Carlos Arturo Ceballo y un corbatín color mint, adquirido en The Tie Bar para hacer juego con los zapatos peach de María que tenían un sticker en la suela que decía ‘I DO’.

En una hermosa ceremonia se entregaron las argollas que tenían la impresión: ‘María y David ∞’, el símbolo del infinito representaba que el amor les mantendría unidos, como María estaba unida a sus padres que, estando en el cielo hacían presencia en la ceremonia. No solo tuvieron un momento para recordarlos, además María portaba las joyas de su mamá para sentirla cerca y en un emotivo discurso, su hermano los traería de vuelta recordando sus enseñanzas: el amor y la unión de la familia.

El mejor amigo de David cantaría Bailar contigo de Carlos Vives para dar inicio al baile de los novios. Oui Oui decoraría con pequeñas rosas peach el ambiente, cada mesa recibiría luego un plato especial de Lovely Weddings: de entrada, ceviche peruano; de fondo, Salmón teriyaki, vegetales salteados y puré gratinado, los postres: unas pequeñas donas.

Lucas Jaramillo, fotógrafo, tendría la oportunidad de registrar una animada fiesta que contaría con la presencia de Reino Urbano, para la hora loca. El vaquero, fuegos artificiales, se encargaría de poner magia a la noche con un increíble show de luces.

Al final, felices, los invitados se irían con un recordatorio hecho por los novios: ‘los momentos felices los compartimos con quienes más queremos. Gracias por estar acá’, decía la inscripción junto con los frascos pequeños con dulces mint.

Estaremos de acuerdo en que la historia está mejor narrada por los productores de Columpio de vuelo en su película de este matrimonio. Pero no quise dejar el final sin esta frase de María acerca de esta unión: ‘un hermoso comienzo de una historia juntos que será por siempre y para siempre’.

Producción de la película: Columpio de vuelo | Show de luces: El Vaquero | Hora loca: Reino Urbano | Fotografía: Lucas Jaramillo | Catering: Lovely Weddings | Decoración floral: Oui Oui | Corbatín del novio: The Tie Bar | Vestido del novio: Carlos Arturo Ceballo | Maquillaje y peinado de la novia: Javier Martínez | Vestido de la novia: David’s Bridal, arreglado por David Guarín | Tiara de la novia: Rosh Millinery |El matrimonio se celebró en: Hacienda Guanatá.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información