Patricia y Daniel: ¡El amor se sobrepone a todo!

Una de esas frases que te suelen decir cuando terminas con alguien y se te nota que aún le amas es que tal vez la vida les permita encontrarse de nuevo, en otra situación. Y no nos gusta escuchar expresiones así en esas situaciones porque solemos pensar que se trata de un consuelo tonto. La historia de Patricia y Daniel nos demuestra que puede ser mucho más que una frase de cajón. Para ellos, se convirtió en una realidad y no pudo quedar mejor registrada que por el lente de Elizabeth Carvajal.

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

Se conocieron en el 2001. Patricia viajó a USA para estudiar y fue allí, en la universidad; ‘un lugar histórico en un pequeño pueblo del centro de La Florida’, como lo recuerda ella, donde conoció a Daniel. Cuando ella volvió a Colombia, intentaron continuar con su relación a distancia, pero fue muy difícil. Luego de unos años perdieron todo tipo de contacto y todo lo que quedaba del amor era recordarse el uno al otro como: ‘aquél que se me escapó’, ‘mi gran amor’ o ‘el amor de mi vida’.

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

‘Hace un par de años nos volvimos a poner en contacto gracias a unos amigos en común… de esas coincidencias extrañas que uno no entiende’, cuenta Patricia. La chispa fue instantánea o más que eso. En la primera conversación supieron que querían pasar el resto de sus vidas juntos y que estaban dispuestos a hacer algo al respecto. Un mes después, Patricia alistó sus maletas y se fue a vivir a USA. El amor se había sobrepuesto a la distancia y al tiempo.

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

Luego de dos meses maravillosos (con ese término exacto los describe Patricia) Daniel la invitó a lo que él había denominado un ‘tour del recuerdo’, fueron a la universidad en la que se habían conocido 15 años atrás. La fuente principal de la universidad, uno de los sitios más hermosos de la misma, estaba encendida y decorada con juegos de luces, el clima era perfecto y a Patricia la invadía una buena sensación. No sospechaba que Daniel se pondría de rodillas para amarrar sus zapatos y que no se levantaría. De rodillas le pidió que fuera su esposa; ‘unos cuantos estudiantes caminaban por ahí y todos sonreían, era como si estuvieran compartiendo nuestra felicidad’, recuerda Patricia con lágrimas de emoción a punto de brotar de sus ojos.

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

Casi 15 años después, el 28 de noviembre de 2015, según la fecha impresa en las bellas invitaciones realizadas por Liliana Arango, Patricia, Daniel y sus familiares y amigos se darían encuentro en Antioquia para llevar a cabo su matrimonio simbólico. Los acogería, en una tarde lluviosa, la tradicional Hacienda Fizebad. La lluvia previa a la ceremonia no sería problema para que la ceremonia se realizara al aire libre pues, entre la hermana de la novia, la decoradora y algunos colaboradores, se encargarían de secar la grama y disponer el lugar para este propósito. El amor también se sobrepone a la lluvia.

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

Con un ramo en sus manos, espectacular trabajo de la decoradora de la boda logrado tras constantes conversaciones por chat con la novia mientras aún no había venido a Colombia, Patricia irrumpió en el verde de la hacienda con un vestido Oleg Cassini, color ivory, en satín, con apliques tridimensionales bordados, figura en A, de volumen medio. El maquillaje fue una sutil obra del pincel de Lorenza Saldarriaga y el peinado un esmerado trabajo de la Sala de Belleza Marleny, en Gualanday.

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

Daniel, con un elegante diseño formal de Hugo Boss y unos zapatos clásicos de la misma firma, acompañó con un porte distinguido la presencia de la novia. Durante la ceremonia de matrimonio simbólico, dirigida por un primo de la novia, se pusieron las argollas que habían escogido cada uno: para ella una de oro, lisa, clásica; para él, una de titanio, muy moderna y sin inscripciones. Mientras el oficiante los declaraba marido y mujer, dos patos se metieron al lago detrás de ellos y empezaron a nadar juntos hacia la otra orilla, casi como un buen augurio.

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

Bajo la batuta de Novia Mía Eventos – Wedding Planner, los invitados pasaron al salón en el que hace unas pocas horas la novia habría llorado de la emoción. Aura Stella Morales – La Celestina, la decoradora de quien tanto hemos hablado en este relato había logrado; solo conversando por chat, capturar el sueño de Patricia y lo había hecho más divino aún. Patricia quedó sorprendida de que sus ideas de una fiesta de vestido largo, en ambiente campestre, con elementos reciclados, ‘una mezcla de todo en pocas palabras’, como ella lo define, hubiese sido tan bien lograda.

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

La primera satisfacción que recibirían los invitados al sentarse a la mesa, sería encontrar unas cartas en las que los novios, a cada uno personalmente, les agradecían por haber asistido a la celebración. Los centros de mesa vivos, ‘una matica acompañada de un florero largo, velas y rodajas de madera’, se acompañarían de una plantita suculenta en materas de latón que sería el detalle perfecto para los invitados.

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

No habían planeado nada para su baile de esposos. Pero 5 minutos antes de la ceremonia ‘los emboscaron’ en términos de Patricia y escogieron ‘I wanna love you’, el cover en Bossa Nova. Cuando iban entrando a la pista, el DJ puso ‘No woman don’t cry’. Y aunque esta última no tiene nada qué ver con un matrimonio, ellos salieron y la bailaron completa. Luego vendría una fiesta que los novios no imaginaron se prendiera tanto con la hora loca. Celebraban su amor, ¡que también se sobrepondría a los pequeños errores!

Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film
Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía - Photo & Film
Foto: Elizabeth Carvajal & Alejandro Mejía – Photo & Film

‘Un día lleno de inesperadas pero muy gratas sorpresas’, así definió Patricia el día de su matrimonio. No podía ser de otra manera. No cuando su amor era la inspiradora historia que ha sido y que pretende ser. Que el viaje hasta alguna otra orilla de la vida los mantenga juntos en la fuerza de ese amor que los unió.

Invitaciones: Liliana Arango Tarjetas | Locación: Hacienda Fizebad Club Campestre | Vestido de la novia: Oleg Cassini | Maquillaje de la novia: Lorenza Saldarriaga | Peinado de la novia: Sala de Belleza Marleny | Traje del novio: Hugo Boss | Wedding Planner: Novia Mía Eventos | Decoración: Aura Stella Morales – La Celestina | Fotografía: Elizabeth Carvajal y Alejandro Mejía – Photo & Film

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información