CO Login
CO

Martín y Cata: Los detalles de una boda en la ciudad

La vida está llena de pequeños detalles que nos ayudarían a sentirnos amados si fuéramos capaces de hacernos conscientes de los mismos: percibir los haces de luz que llenan de color los entornos en los que nos movemos, las flores, el cielo gris, los niños que se ríen, los saludos, los abrazos de la familia, las carcajadas de los amigos… Si estamos atentos, vamos a descubrir allí el rastro del amor.

Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography

Un asado, y uno no se imagina que podría ser el gran momento de su vida, puede ser otro de esos pequeños detalles. Martín asistió invitado por su mejor amiga, compañera en la agencia de publicidad en la que trabajaba y cualquiera que fuera la idea que tenía de cómo sería el día, no esperaba salir enamorado del lugar. Pero su mejor amiga le presentó a Catalina. ‘Nos vimos y nos enamoramos desde el primer segundo’, así lo recuerda Martín.

Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography

Los días hicieron crecer el amor, cada pequeño gesto lo alimentaba y lo hacía crecer. Creció con tanta fuerza que hizo llegar el día decisivo: Catalina cumplía años, para Martín fue la excusa perfecta; cuando llegaron al aeropuerto ella todavía no sabía para dónde iban y seguía creyendo que el único motivo para el viaje eran sus cumpleaños. Pero el amor se había alimentado demasiado para quedarse así.

Jamaica fue el destino de su viaje, no existe un mejor lugar para hacer un curso de buceo, así que Cata lo tomó. Mientras tanto, Martín organizó una cena sorpresa en el cuarto del hotel: luego de comer, en el televisor del cuarto empezó a reproducirse un video en el que Martín revelaba sus intenciones reales.

Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography

Cata lloró: las fotos y los recuerdos que pasaban por la pantalla, todas esas experiencias juntos, saltaron en su corazón y se convirtieron en lágrimas de felicidad. Muchas. Tantas que no entendía la propuesta en el video, seguía creyendo que se trataba solo de un video por su cumpleaños. Martín tuvo que poner el video unas cinco veces, hasta que ella por fin entendió para que era… entonces le entregó el anillo. Y ella dijo que sí.

Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography

La boda tuvo un marcado carácter urbano: para entenderme tienes que ver llegar a Catalina como rompiendo con el ambiente de la ciudad pero sin dejar de encajar en ella, el diseño sencillo pero contundente de Karen Guaqueta – CKHeaven, los zapatos nude de Steve Madden, los aretes Swarovski, el collar de Zara y el ramo elaborado en Fontana Flores, en conjunto con el exquisito trabajo de Oscar Sánchez en maquillaje y peinado, daban como resultado una perfecta novia urbana.

Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography

Martín era  la imagen de la sobriedad: un elegante diseño de Hugo Boss le acompañaba para el momento en que, delante de sus amigos y familiares más cercanos, en un sobrio salón de la Notaría 65 que adquiría un tono romántico con la decoración floral de Terrarium, pondría de nuevo un anillo Tiffany en la mano de Cata y recibiría en la suya uno por parte de ella, el término más adecuado es argolla: habían sellado un compromiso.

Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography

Como una buena boda urbana, la locación de la celebración tenía un ambiente retro: un reconocido restaurante fue el lugar perfecto; no solo por las posibilidades creativas que daba a la habilidosa fotógrafa María Roa sino por las locaciones que parecían llevarte a lo campestre por un momento y devolverte de nuevo a lo urbano. Y del menú casi ni es necesario hablar, solo sabemos que debieron disfrutarlo: estaban en El Bandido.

Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography

Allí mismo, luego del almuerzo con sus círculos más íntimos, fueron recibiendo en el transcurso de la tarde a más amigos que se alegraban por su unión y en ‘El Bar Enano’ del mismo lugar, tuvieron la celebración hasta pasada la media noche, todo fue coordinado por Emilia Castellanos.

Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography
Maria Roa PhotographyConoce más sobre “Maria Roa Photography”
Foto: Maria Roa Photography

El amor camina en la ciudad. Basta con aguzar la vista, con prestar un poco de atención, con observar intencionalmente: entre detalle y detalle vas a tener que rendirte ante la evidencia. Entonces tal vez no te quede otra opción que vivir una historia como esta, otra, pero con el amor como el protagonista que lentamente fue tomando ese lugar en esa historia.

Coordinación y logística: Emilia Castellanos | Restaurante: El Bandido | Fotografía: Maria Roa Photography | Anillo de compromiso y argollas: Tiffany | Arreglos florales: Terrarium | La ceremonia civil se realizó en: Notaría 65 | Vestido del novio: Hugo Boss | Maquillaje y peinado de la novia: Óscar Sánchez | Ramo de la novia: Fontana Flores | Collar de la novia: Zara | Aretes: Swarovski | Zapatos de la novia y el novio: Steve Madden | Vestido de la novia: Karen Guaqueta – CKHeaven

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información