Lo que una dama de honor nunca debe hacer: 6 consejos básicos

Sin duda, ser dama de honor para un matrimonio, a parte de ser un reconocimiento importante, también conlleva varias responsabilidades, en las que tienes que ayudar a la novia a que todo sea perfecto, como siempre lo soñó. Seguramente si te escogió, es porque confía plenamente en ti. Es por esto que hoy te presentamos una serie de “mandamientos” o consejos si prefieres llamarlos así, para que te lleves el premio de la mejor dama de honor. Después de leer esto, tendrás claro cuáles son las cosas que nunca debes hacer. ¡Serán de mucha ayuda!

ArtevisionConoce más sobre “Artevision”
Foto: Artevision

1. Decirle que no te gusta el vestido que ella escogió para ti

Seguramente tus gustos no son iguales a los de la novia, pero lo peor que puedes hacer es quejarte por el estilo que ella escogió para tu vestido. Si lo hizo, es porque considera que es el que mejor se adapta a la conceptualización de su gran día. Por esto, lo mejor es que te acoples y pongas de tu parte la mejor actitud, pues una de tus tareas es hacer que ella se sienta cómoda y que encuentre en ti a una aliada para que todo sea perfecto. Todo depende de ti, si llevas el vestido de la mejor forma, con los accesorios adecuados, te aseguro que ¡lucirás hermosa!

Diana HernándezConoce más sobre “Diana Hernández”
Foto: Diana Hernández

2. No apoyar las decisiones de la novia

No está bien que quieras cambiarlo todo. Recuerda que es su boda, claro que no todos tenemos los mismos gustos y lo que para ella podría ser perfecto, para ti no, por lo tanto tu debes apoyarla en las desiciones que tome. Esto no significa que no puedas dar tu opinión, lo puedes hacer, pero no cuestiones todo lo que ella quiere para su gran día. Lo único que conseguirás con tu actitud es que la novia se preocupe más de lo debido y comience a pensar que a nadie le va a gustar lo que ella está organizando. Lo mejor que puedes hacer es ayudarla, apoyarla y pensar que algún día serás la novia y vas a necesitar a tus damas de honor para que estén contigo durante todo el proceso.

Foto: Mauro Erazo

3. Estar ausente en las fechas importantes

Ser dama de honor no solo te compromete para el día de la boda. Por el contrario, debes estar presente durante las etapas de preparación, que también incluirán tu presencia y ayuda. Quizá no todas las reuniones de los novios entren en tu agenda, pero no pienses en faltar a fechas importantes como por ejemplo el ensayo de ceremonia religiosa (si lo tienen contemplado), tomar las medidas para tu vestido o disfrutar con ella de planes previos al gran día, puedes leer qué hacer con tus damas de honor antes de la boda, 7 planes para disfrutar con tus mejores amigas. La idea de todo es que tú seas la ayuda idónea para la novia y estés presente cuando más lo necesite.

4. No prestar atención a la novia

Sí estuvieras en su lugar, lo que más te gustaría, sin duda, es que ella estuviera para ti, que te escuchara y te ayudara a solucionar si algún problema se presenta. Para esto, toda novia requiere de atención por parte de sus damas de honor, lo peor que podría pasar es que la ignores o por alguna situación la hagas sentir mal. Mi consejo es que procures ayudarla en todo momento, contéstale sus mensajes, acompáñala a citas importantes y conviértete en un soporte, el mismo que tu quisieras tener para el día e tu boda.

Valeria QuinteroConoce más sobre “Valeria Quintero”
Foto: Valeria Quintero

5. Beber demasiado el día de la boda

Claro que el día para el que tanto se han preparado debe ser especial y vas a querer disfrutarlo de principio a fin. No por esto, debes olvidar que tu papel como dama de honor no se termina y por lo tanto aunque quieras tomar algún cocktail, no puedes sobrepasar los límites. Recuerda que la novia podría necesitarte en cualquier momento y debes estar ahí para ayudarla. Sí, te puedes divertir, pero siempre de una forma medida. Para la novia el mejor recuerdo no sería verte un poco pasada de tragos. Recuerda que es su día más importante y tú haces parte de él.

Meme historias de bodasConoce más sobre “Meme historias de bodas”
Foto: Meme historias de bodas

6. Hacer comentarios negativos de la novia

Hablar con otras personas mal de la novia, no será de mucha ayuda. Ten presente todo lo que implica la planeación de una boda, el estrés que viven los novios y todos los inconvenientes que se presentan, por esto siempre debes estar con buena disposición, transmitiendo tu mejor energía y ayudando a solucionar problemas que se presenten en su camino hacia el altar. No queda nada bien que tú, en lugar de ocuparte de ella, te pongas en su contra haciendo comentarios inapropiados. Lo que mejor puedes hacer es animarla, convertirte en su confidente y procurar dar lo mejor de ti para que todo sea perfecto.

Memento Photo StudioConoce más sobre “Memento Photo Studio”
Foto: Memento Photo Studio

¡Serás la dama de honor perfecta!, claro, puedes convertirte en la ayuda ideal para la novia y a parte de ser su amiga, ser su compañera en todo lo que ella requiera para el día de su boda. También te recomendamos leer: 8 cosas que toda novia debe decirle a sus damas de honor antes de la boda.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información