¡Las mujeres de tu boda y de tu vida!

Empieza, en poco tiempo, la nueva parte de tu historia. Pero casi todos los principios tienen un final que les antecede, también hay una época que se termina y las épocas no son tiempo, ni siquiera actividades, las épocas son gente: hay unos recuerdos en los que estás absolutamente sola y otros en los que están las personas que han hecho parte de la construcción de lo que eres en la actualidad. Hoy hablemos de esas mujeres que han marcado historia.

¡Las mujeres de tu boda y de tu vida!
Foto: Ana Vallejo Fotografía

Mamá

La reina de la categoría “Mujeres de mi vida”, para la mayoría de las lectoras. La que te enseñó a ser mujer, algunas, al volver los ojos atrás, la encuentran luchando sola contra todo un planeta para levantar a su hija. Si nadie más estuviera, ella estaba; no importan ahora las peleas de la adolescencia, cuando ella se enfrentaba a tu niña para lograr a tu mejor mujer; no importan ahora los desaciertos que vinieron de bando y bando, ahora lo único que importa es que el corazón se hincha cuando mencionas su nombre y que va a estar ahí, en la primera banca, frente al altar, orgullosa y entregando una vez más lo que más ama por amor a ti: te deja ir, pero tú te la llevas por dentro y ahora vas a ver cómo te fue en el curso, cuánto aprendiste. ¿Sabes que te diría tu mamá el día de la boda? Estas 4 cosas son primordiales.

¡Las mujeres de tu boda y de tu vida!
Foto: Meme – Historias de bodas

Abuela

Para muchas ella está mucho mejor calificada para ser mencionada en la categoría anterior. Toda la ternura que has podido conocer tiene su nombre, ella te enseñó el significado de la palabra cariño y su amor fue un amor esforzado a pesar de que con los años menguara su fuerza. Nadie más ha tenido, en tu historia, esa increíble capacidad de enseñar, de hacer que la sabiduría se colara por entre las rendijas de tu corazón. Algunas ya no están y lo que sobrevive de ella en ti es lo que asiste a tu boda, otras están cansonas o ya no recuerdan, pero las quieres en tu fiesta y está bien honrarlas así, porque se lo merecen, otras están lúcidas y van a querer derramar alguna lágrima por ti. Solo déjalas y disfruta otro momento más de su bonita forma de expresar cariño.

¡Las mujeres de tu boda y de tu vida!
Foto: Camilo Álvarez Wedding Photographer

Hermana

Ese pequeño demonio, en algunos casos, que cuando eras adolescente quería que jugaras con ella como sin entender que tú ya no estabas interesada en eso y se ponía brava porque no le seguías la cuerda, la misma que se quería poner tu ropa todo el tiempo sin tu permiso y que, (aunque no lo entendiste sino mucho tiempo después), te ha admirado tanto y ha querido ser como tú. O esa difícil hermana mayor que sabía encontrar todos tus defectos y te sacaba la piedra con una facilidad impresionante… lo cierto es que, la miras y sabes que esa mujer es todo lo que tienes en la vida y que sin ella no podrías vivir. Ella te va a mirar orgullosa, a tu lado, como si fuera tu sombra y nadie más estará tan feliz por ti en la reunión de tu boda. ¡Es indiscutible la importancia de tu hermana en tu boda!

¡Las mujeres de tu boda y de tu vida!
Foto: RADS
¡Las mujeres de tu boda y de tu vida!
Foto: RADS

Primas y mejores amigas

En esta categoría, por supuesto, se incluyen algunas hermanas. Tu mamá al principio te dijo que ‘esa muchachita no te convenía’, pero al final terminó cediendo a sus encantos (“¡qué va!, usted no tiene ningún encanto”, le vas a decir si la tienes al lado), pero en verdad crees que es una mujer encantadora y que se merece lo mejor. La cómplice, la que se le medía a todos los planes que se te ocurrían, la que te acompañó en las tusas, te prometió que este día llegaría y reaccionó como loca al enterarse, la que hizo añicos el pronóstico al salir del colegio: “cuando salgan de este colegio se dejan de hablar”, ella también va a estar feliz por tu gran día y acaso haga parte del combo de las damas de honor, si nadie más se parara a bailar, contigo y ella habría suficiente fiesta.

¡Las mujeres de tu boda y de tu vida!
Foto: Más que 1.000 palabras

Sobrinas

“¡Dios mío! -piensas- nunca creí que fuera posible querer tanto a alguien”, allá está esa chiquita que quería ponerse tus zapatos, usar tu labial, peinarse como tú… la que te hizo pensar que algún día serías la tía chévere de la familia, a la que algún día le dirás que le cambiaste los pañales, (no es cierto, no hagas eso); y aunque no lo digas, recuerdas que lo hiciste: que la viste aprender a caminar, que le enseñaste algunas de sus primeras palabras, que la cargaste en tus brazos recién nacidas. Acaso ella lleve el porta-anillos y entre delante tuyo al altar. Si alguien puede llevarse más atención que tú en ese día, esa es ella y ya quieres verla con su vestidito.

¡Las mujeres de tu boda y de tu vida!
Foto: Más que 1.000 palabras

Hija

Con ella la historia no se acaba, continúa, sigue adelante. Ella empieza contigo este nuevo tramo. Y es que sin ella la vida no sería vida: es un pedacito de ti misma, el amor por encima de cualquier otro amor, uno sin competencia y quizá el único por el que lo dejarías todo en la arena. De hecho, no habías aprendido lo que la palabra ‘amor’ significa, hasta que esa mujercita apareció en tu vida y estás dispuesta a agradecerle con toda tu vida esa enseñanza. Será, para ti, la reina de la noche, acaso esté sentada a tu lado durante la ceremonia, como un gesto de lo que quieres experimentar por toda la vida.

¡Las mujeres de tu boda y de tu vida!
Foto: Christian Goenaga Wedding Photographer

Este es un buen día, (cualquiera lo es), para que busques a estas mujeres y les des gracias. Comparte con ellas este texto, invítalas a tomar algo, visítalas de sorpresa, dale un cierre significativo a este ciclo de tu existencia, ellas van a estar ahí en este nuevo tiempo, pero ahora las cosas van a ser algo diferentes. G. K. Chesterton, un agudo escritor inglés, dijo alguna vez que “dar las gracias es la forma más elevada de pensamiento, ser agradecido es la mejor forma de felicidad”. Por ti y por ellas, por tu nuevo paso y por todos tus pasos junto a ellas, un momento para agradecer va a venir bien. A fin de cuentas, no todo el mundo cuenta en sus vidas, con mujeres tan increíbles que lleguen hasta el día de la boda.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información