CO Login
CO

La boda de Nana y Miguel: Un instante de sueño contiene un alma entera

Cobijas. En eso pensó Nana haciendo cuentas acerca de los invitados, Llanogrande podía llegar a ser frío por la noche y habrían niños y ancianos. Y estaría su abuelo. Siempre estaba sentado en las fiestas, no bailaba media pieza siquiera, y así sentiría más frío. Por ese motivo se puso de acuerdo con su suegra para que ella llevara una manta para cada uno de los más grandes y los más pequeños. Al fin, lo que iban a celebrar no tenía nada que ver con el frío, iban a celebrar el amor que había surgido entre Miguel y ella, que había crecido hasta el punto de la boda… y eso es algo más bien tibio, calientico.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

Habrían podido pasar toda una vida juntos. Se conocieron en una finca, cuando tenían más o menos 13 años, pero entonces Miguel era novio, el primero, de su prima. Así que la relación no prosperó y, de hecho, por 20 años no volvieron a hablar. Pero el encuentro era obligado y los corazones estaban dispuestos, un día se vieron mientras caminaban por la calle y así, sin más, se sentaron a conversar.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

Se hicieron novios. Un día, Miguel compró una canasta. ‘Habló de la canasta toda la semana’, recuerda Nana; al fin terminó invitándola a comer, que fueran a estrenar la canasta nueva el fin de semana. Él mismo organizó todo ‘le quedó muy lindo’, enfatiza la novia. Hicieron el picnic y Miguel le dijo que celebraran el cumplimiento de ese primer años juntos con un brindis. Brindaron. La caja del postre la iba a sorprender, Miguel le dijo que la abriera: ahí estaba el anillo.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

Como permiten apreciar las minuciosas fotografías de Julián Castro, el 22 de abril de 2016 fue un día cálido, soleado, tibio, como dispuesto para el amor. Así también estaba Nana, quien pasó la mañana con una de las más reconocidas estilistas de Medellín, la gran Verónica Ospina y con la experta peinadora para editoriales y bodas, Biviana Suárez; el resultado mereció la inversión, la novia se veía hermosa, más resplandeciente que el cristal de Swarovski en su cuello.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

Miguel, con un traje de María Zuleta, la adornaría con una joya más; las argollas de los dos, elaboración de Salazar Joyeros, estaban marcadas con los nombres de los dos mediados por un corazón. Nana se retiraría del altar a manos llenas, en una estaría el ramo diseñado por Sinkulpa Design Studio, en la otra estaría la mano de Miguel, y hacía más de 20 años que las manos de los dos esperaban por estar así.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

Luego de la ceremonia campestre en el paradisíaco ambiente de Zona E, pasaron por entre un espejo de agua y las palmeras que en el se reflejan a celebrar su unión en Casa Dalí, que es como si entraras a un paraíso anexo. El verde no se había extinguido al ingresar al salón, los mismos diseñadores del ramo llenaron de follajes verdes, suculentas y statis el lugar, colgando del techo o en el centro de las mesas. Objetuario serían los encargados de darle brillo y más calidez al lugar con sus lámparas geométricas y las esferas para velas.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

Los invitados se deleitarían en cuatro platos: La entrada sería un cake de cangrejo encostrado en coco y salsa thai, el plato fuerte estaría compuesto por un  tournedo de solomillo en reducción de salsa de uvas aromatizadas con aceite de trufa blanca, cilindros de papa apanados en panko saborizado y una porción de verduras orgánicas de la huerta. El menú selecto fue perfectamente logrado por los profesionales en catering de Santa Mónica Premium Events – Catering.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

Cioccolato Home Bakery se haría cargo de los postres: copitas de torta de chocolate con mantequilla de crema de maní, nevaditas de mantequilla, trufas de maní y choco krispis cubiertas de chocolate, copitas de postre borracho, brownies de nutella y galletas de avena con arándanos. Luego de leer el menú y los nombres de quienes lo prepararon, uno alcanza a envidiar a los comensales de esta boda.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

‘Nuestro amor será limpio como el cielo azul, nuestro amor será como un manantial de luz, nuestro amor será, nuestro amor será así’, decía la letra del merengue que escogieron como primer baile de esposos. Nana, ya sin el sobrevestido en pedrería y solo con el vestido sencillo, los dos parte de un mismo diseño de Rosa Clará, no imaginaría la sorpresa que la vida le tenía: uno de los momentos más emotivos de la celebración; bajo la batuta del Dj Don Mario Groove, los asistentes que habían visto por 20 años al abuelo permanecer sentado en todas las fiestas familiares, lo vieron ponerse de pie, a sus 92 años, para bailar con su nieta. Nadie pudo contener las lágrimas.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

Pero eran lágrimas de alegría, de esas bonitas que arranca el amor, por eso la fiesta continuó. Los encargados de refrescar y animar a los invitados con las bebidas, varias clases de ginebras, serían Juan David Zapata y Carlos Valencia, quienes prepararían unos cocteles magistrales. Influídos por la alegría, por el amor, por la música, llegarían al punto de la hora loca, Nana recuerda los bigoles, las máscaras de animales, los tatuajes, todo adquirido en Aliexpress, pero sobre todo tiene en su memoria el momento en que sus amigos sacaron una maleta llena de disfraces que todos se pusieron encima y llenaron de diversión la noche.

Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo
Julkastro PhotoConoce más sobre “Julkastro Photo”
Foto: Julkastro Photo

‘Un instante de sueño contiene un alma entera’, fue la frase de Gaston Bachelard, escrita en su libro El agua y los sueños, que Nana utilizó para describir el día de su boda. El sueño se hizo realidad pero fue más que una noche, mucho más que una gran celebración, sería un punto importante en la historia de un alma que antes era dos y que ahora se ha reunido para hacer de un momento familiar y cálido, toda una eternidad.

Fotografía: Julkastro Photo | Maquilladora: Verónica Ospina | Peinadora: Biviana Suárez | Colgante con cristal de Swarovski | Traje del novio: María Zuleta | Argollas de los novios: Salazar Joyeros | Ramo y diseño floral: Sinkulpa Design Studio | La ceremonia y la recepción se celebraron en: Zona E | Lámparas geométricas: Objetuario | Catering: Santa Mónica Premium Events – Catering | Postres: Cioccolato Home Bakery | Vestido de la novia: Rosa Clará | DJ: Dj Don Mario Groove | Objetos hora loca: Aliexpress |

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información