CO Login
CO

La boda de Mauricio y Ana Milena: ¡Amor al aire libre!

Todos los días había llovido. Los últimos 5 días de la semana estuvieron pasados por agua y su celebración era al aire libre, eso la estresaba. Ana Milena estaba en casa, Juan Pablo Prieto, su estilista de toda la vida, acababa de maquillarla y peinarla; se veía hermosa en su vestido de color hueso, corte princesa, con escote en la espalda, con su tiara y su velo estilo catedral, así se había imaginado al medírselo en Pronovias. Su imponente imagen cerraba en unos zapatos Aldo, del color del vestido. Sólo faltaba algo a su aspecto: un poco menos de estrés; su papá y su hermano no encontraban los corbatines y faltaban 5 minutos para salir.

Paperie BakeryConoce más sobre “Paperie Bakery”
Foto: Paperie Bakery
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

El amor se había gestado entre viajes y ahora estaban ahí en la tierra en que habían nacido. Mauricio había empezado a cortejarla por redes sociales, mientras ella hacía su curso de inglés especializado en Londrés. No había sido una conquista sencilla, de hecho, el toque final se dio en Villavicencio, él se enteró de que ella estaría en Los Capachos, una discoteca de la ciudad y decidió ir a su encuentro. Bailaron juntos toda la noche y ya nunca volvieron a separarse. Pero no serían el Reino Unido y el Llano, los únicos escenarios de su historia de amor.

Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

Los Estados Unidos de América y algunas otras ciudades de Europa podrían dar testimonio del desarrollo de este amor. Ya siendo novios y mientras Ana Milena hacía su maestría en diseño de espacios comerciales en Barcelona, Mauricio viajó a la ciudad. Su idea era pasar las vacaciones de invierno juntos, paseando por Europa. Después de 10 días de viaje, llegaron a Londres, la ciudad favorita de Ana Milena. Mientras pasaban la noche de año nuevo, cuando los fuegos pirotécnicos más famosos del mundo se elevaban sobre el cielo, Mauricio sacó de su abrigo un anillo del joyero Gustavo Giraldo y le dijo al oído que la amaba, que quería casarse con ella para seguir llevando la vida tan maravillosa que habían vivido hasta el momento. El London Eye y el río Támesis fueron testigos de un ‘Sí’ rotundo.

Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

Y ahora Mauricio estaba ahí, de nuevo, en la ciudad en la que por primera vez se había abrazado a Ana Milena para bailar toda la noche, con un elegante y clásico traje de ZARA, una camisa de Massimo Dutti, un chaleco de Alex Rojas y unos mocasines en gamuza, azul oscuro, de la misma marca de la camisa, a punto de dirigirse a la Catedral de Nuestra señora del Carmen de Villavicencio. Toda la semana había llovido y fue una sorpresa para él, al pasar el quicio de la puerta, encontrarse con un cielo azul, sin una nube.

Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

El día conspiraba con este amor viajero. Ni las nubes, ni los corbatines perdidos resultaron inconvenientes para este gran momento, el video de Camilo Vaca dará cuenta de una ceremonia sin contravenciones, como resultó ser toda la jornada que él mismo grabó. Saliendo de la iglesia, cada uno con argollas que llevaban el nombre del otro y la fecha del matrimonio, obra de Adriana Londoño que representarían un compromiso eterno, los novios recibirían un baño de arroz, la creativa Paola Andrea Marín, wedding planner del evento, había dejado para los invitados unos agradables tarritos de vidrio y corcho con estos granos que no se desaprovecharon.

Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

De hecho el día fue cálido. Ya le habían hecho frente al asunto en la misa con unos abanicos traídos desde México para los invitados, sin embargo al llegar al lugar de la celebración, encontrarían unas aguas saborizadas con stickers que se prestarían al mismo propósito. Marsala era el color predominante de la decoración propuesto por la wedding planner que también había hecho el ramo pensando en este tono con rosas, orquídeas y eucaliptos. Su impacto visual, junto con las tarjetas de agradecimiento elaboradas por los mismos creadores de las invitaciones, Paperie Bakery, fue fundamental para lograr la exigente estética de esta boda en el jardín de la Casa 58 de la Hacienda La Primavera, en donde se llevó a cabo toda la recepción.

Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

Los invitados se deleitarían en estaciones con distintos tipos de comida, todo bajo la dirección del chef chileno Luciano Gómez: picanha, bondiola de cerdo, salmón a la parrilla, pinchos de capresse, patatas bravas, piña a la parrila, tepanyaki de variedad de arroces, variedad de ensaladas, una estación de tortas, otra de aguas saborizadas y un bar en el que servían mojitos de maracuyá, de fresa y tradicional, harían las delicias de los invitados.

Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

Daniel Miranda, el fotógrafo que registró la celebración, recogería cada detalle y además lograría representar también el increíble ánimo con que se vivió esta celebración. Los novios escogieron Tu amor eterno, de Carlos Vives, como canción para su primer baile, que se acompañó de pólvora. La fiesta no tendría límites, el reconocido Dj Andrés Maciá no dejaría que la concurrencia se sentara en toda la noche, por eso no les hizo falta hora loca. Así que prefirieron complementar con un momento de música en vivo con la gran Sandra Serrato, corista de Carlos Vives, que interpretaría temas como La cumbia cienaguera, Ella es mi fiesta o La fantástica, acompañada de su banda.

Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda
Foto: Daniel Miranda

‘Todavía se habla de la fiesta’, comenta Ana Milena mientras responde acerca de los momentos más emocionantes del día. Y no es para menos: ellos optaron por celebrar por lo grande un amor que se merecía esa fiesta y mucho más. Valió la pena, así parece ser en el corazón de Ana Milena que lo recordará para siempre como ‘el día más perfecto de nuestras vidas’.

Maquillaje y peinado de la novia: Juan Pablo Prieto | Vestido, tiara y velo de la novia: Pronovias | Zapatos de la novia: Aldo | Anillo de compromiso: Gustavo Giraldo | Vestido del novio: ZARA | Camisa y zapatos del novio: Massimo Dutti | Chaleco del novio: Alex Rojas | Ceremonia: Catedral de Nuestra señora del Carmen de Villavicencio | Video de la boda: Camilo Vaca | Argollas de los novios: Adriana Londoño | Wedding Planner: Paola Andrea Marín | Invitaciones, stickers en botellas, tarjetas de agradecimiento: Paperie Bakery | Locación de la recepción: Casa 58 de la Hacienda La Primavera | Chef: Luciano Gómez | Fotografía: Daniel Miranda | DJ: Dj Andrés Maciá | Música en vivo: Sandra Serrato | Iniciaron su relación en: Los Capachos |

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información