CO Login
CO

La boda de Juanita y Sebastián: un amor es para todos los días

‘El amor no es enamorarse una vez…’, dice un marcalibros diseñado por una artista y que además de estar plagado de belleza, está impregnado de amor. Más adelante les voy a explicar por qué lo sé. Pero ciertamente para amar; y me refiero al amor romántico, al que se da entre una pareja, es necesario haber pasado por el momento de haberse enamorado. ¿Qué mejor lugar para enamorarse podría haber que Cartagena? Allí, mientras pasaban las vacaciones de una Semana Santa, se conocieron Juanita y Sebastián.

Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios

Una vez la historia comenzó, no hubo forma de detenerla: ‘… es aprender a amar todos los días…’, continúa la inscripción en el marcalibros. Como fueron aprendiendo a hacerlo Juanita y Sebastián, hasta el punto de irse a vivir juntos en New York, ciudad en la que compartieron juntos durante un año hasta que Sebastián cedió a lo inevitable, porque el amor, como dice el mismo separador, era: ‘… cada vez más fuerte…’

Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios

En Pfeiffer Beach, una hermosa playa de California, acompañados de una botella de Prosecco, exquisito vino blanco espumoso italiano y contemplando la forma en que el sol buscaba el cobijo del mar para dar paso a la noche, conversaron acerca de su historia, de lo feliz que era la vida juntos, de como encontrarse había hecho que ahora todo fuera tan bonito. De pronto, Sebastián se puso en pie y se sentó detrás de ella, para abrazarla, Juanita no esperaba que en las manos de los mismos brazos que siempre la envolvían, apareciera un anillo mientras Sebastián le preguntaba si quería pasar el resto de la vida a su lado. Ella, sin dudarlo, dijo que sí.

Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios

El Club Campestre de Anapoima, población famosa por el clima templado que se puede disfrutar al visitarla, sería el lugar en el que se llevarían a cabo la ceremonia y la celebración. Primero y entre la calidez de los colores de los vestidos de los invitados y sus sonrisas, aparecería Sebastián con un look casual: pantalón blanco, camisa azul clara y blazer azul oscuro, del mismo color de los zapatos, todo adquirido en Le Collezioni.

Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios

Tras él llegaría Juanita, hermosa y tenuemente maquillada por Katina Pappa de MBK Makeup, el peinado fue un trabajo de Iván, de Vidiva Styling – Maquillaje. Sobre el escote semi-corazón de su vestido strapples de Pronovias, resplandecía un dije en oro con diamantes y en el centro lapizlazuli, herencia de su madre. Hacia las sandalias doradas con plataforma de Alfani Women, el vestido caía con ligereza por su material que le daba movimiento.  El ramo, elaborado por María Cecilia Marulanda, la tía del novio, era pleno de colores y cálido: rosa, naranja y amarillo, le daban un tono tropical.

Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios

 La ceremonia sería dirigida por la hermana de la novia, quien hizo girar su reflexión alrededor de la luz, el fuego y la energía. Varios familiares: padres, mejores amigos y hermanos, tuvieron un momento para hablar en la ceremonia. Luego, ellos se leerían sus votos, se pondrían las argollas elaboradas por Pilar Medina, amiga íntima de los dos y creativa de Gato Negro Joyería; luego prenderían una vela de los dos usando, cada uno, una vela propia. Este sería el símbolo de su unión.

Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios

La decoración para la celebración estaría a cargo de Cinco Sentidos, ellos lograrían darle un toque romántico y delicado entre los colores vivos de las flores tropicales. La mejor explicación del ambiente logrado la consiguen las imágenes de Loop Studios, encargados de la fotografía de la boda, que los novios agradecen y recomiendan por los gestos capturados, la luz, los colores y la vida en sus fotografías.

Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios

‘Vivir lo nuestro’, la canción que Mark Anthony interpreta en compañía de La India, sería el tema escogido por los novios para el baile nupcial cuando la letra decía: ‘y volar, volar tan lejos’, una cascada de polvora amarilla, como una lluvia de chispas, se encendería detrás de ellos. Un momento sumamente emocionante para toda la concurrencia. Allí empezaría una divertida celebración.

Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios

La Hora Loca estaría a cargo de Chalmy, un grupo de champeta que enloquecería la fiesta: sombreros estilo mexicano fosforecentes, coronas de flores, gafas, pulseras ‘glow in the dark’, collares de colores máscaras y bigotes, serían el complemento de la presentación musical.

Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios
Loop StudiosConoce más sobre “Loop Studios”
Foto: Loop Studios

Los invitados partirían de la celebración con un recordatorio bien particular, uno muy diferente a los que ves en los demás matrimonios; un marcalibros hecho por la madre de Juanita, plagado de belleza, impregnado de amor por una artista que plasmaría la felicidad y el amor de su hija en una frase que ella misma le pidiera a su madre poner en su creación: ‘El amor no es enamorarse una vez, es aprender a amar todos los días, cada vez más fuerte y cada día por motivos diferentes’.

Locación de la ceremonia y la celebración: Club Campestre de Anapoima | Vestido del novio: Le Collezioni | Maquillaje de la novia: MBK Makeup | Peinado de la novia: Vidiva Styling – Maquillaje | Vestido de la novia: Pronovias | Zapatos del novio: Alfani | Ramo de la novia: María Cecilia Marulanda | Argollas: Gato Negro Joyería | Decoración Cinco Sentidos – Diseño Integral de Eventos | Fotografía: Loop Studios | Grupo musical de la Hora Loca: Chalmy ||

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información