CO Login
CO

La boda de Juan y Naty: ¡Juntos es mejor!

Juan acaba de brindar. No habló en su nombre. O sí. Mejor dicho, habló en nombre de los dos, pero no lo hizo como antes, cuando se refería a cada uno; ahora, cuando se refiere a los dos, suena como si estuviera hablando de uno. Es casi increíble que estén ahí: delante de un grupo de invitados que aplauden el brindis y celebran la unión de los dos. La lógica decía que este tipo de cosas no pasan, pero ahora está sucediendo y que el amor haya sucedido, hace que los dos estén felices.

Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía

Juan y Naty se conocieron en San Andrés… y casi que no se conocen. Para él era su último día en la isla, para ella era apenas el primero. ¿Es la coincidencia la que une a la gente de una manera tan particular? Los dos habían llegado al lugar con el dolor de haber sufrido la ruptura de relaciones amorosas de muchos años y, aunque ninguno quería una relación con nadie, por algún motivo que no logramos comprender, este par de desconocidos, sin amigos en común, se dieron los datos de contacto.

Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía

Si no se hubieran dado el dato de contacto, si el vuelo se hubiese retrasado, si no se hubiesen cruzado sus viajes, si ese día no hubiese sido el punto de intersección, no estarían ahí, pero están. La cámara de Tatiana Garcés acecha sus besos, sus miradas, el brindis, los aplausos; persigue cada detalle, sabe que lo importante tiene que quedar en la memoria porque puede volver a servir para amar en otro punto de la historia, como cuando se comprometieron.

Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía

En esa ocasión Juan preparó una cena romántica en uno de los restaurantes favoritos de Nata y de pronto, empezó con un juego de preguntas y respuestas. Había preparado unos pedazos de papel, conforme ella iba respondiendo, él le iba mostrando fotografías de momentos que habían vivido juntos desde que la relación había empezado. Cuando estaban llegando al final del juego, salió una de las fotografías favoritas de los dos, en la parte posterior estaba esta pregunta: ¿quieres pasar el resto de tu vida conmigo? Naty tenía lágrimas en la cara cuando respondió emocionada que sí.

Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía

Luego de eso vinieron los preparativos, Naty consiguió que todo tuviera su sello: el romántico y divertido vestido que encontró en Sposa Mía, los zapatos color oro rosa con la fecha de la boda y la frase ‘Juntos para caminar’, de Lina Betancur. Se aseguró de estar acompañada para el gran día de Manuela Barrera quien llevara a cabo un excelente trabajo en cuanto a peinado y maquillaje de la novia.

Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía

Y claro, como la idea era caminar juntos, entre los dos consiguieron también un vestido a tonos claros para Juan con los especialistas en trajes para novios en MedellínLugó Lugó, ellos mismos asesorarían a Juan para que se comprará sus zapatos en NO BRAND. Para este punto ya estaba decidido que el blanco sería el tono protagónico y eso se notaría en todos los detalles.

Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía

Las paredes de la Iglesia de Nuestra Señora de Chiquinquirá en Rionegro, se prestarían al propósito de la decoración, además de para los oficios, en los que Juan le pondría a Naty una argolla de oro blanco y dejaría que ella le pusiese una del mismo material que llevaba su nombre impreso en mayúsculas sostenidas: NATALIA, se lee al interior de la alianza del afortunado Juan. Incluyendo el anillo del compromiso, todos son obra de Kevin’s Joyeros. Luego vendría uno de los momento más lindos de la boda.

Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Foto: Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Foto: Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía

Una vez el padre los ha declarado marido y mujer, Naty, en un gesto poco común, se retira del altar. ¿Por qué motivo podría la nueva esposa quitarse de ese lugar? Solamente el amor con el que había ensayado al piano, tan juiciosamente, ‘Mi bendición’, el éxito de Juan Luis Guerra, para cantársela en ese preciso momento a su esposo.

Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía

Luego los esperaría, bajo el comando de la wedding planner Carolina Cárdenas, el jardín de la parroquia. Ahí, con una decoración floral sugerida por la novia y ejecutada por la organizadora de la boda, ajustada también al ramo que esta última elaboró, llena de rosas blancas y hortensias, se llevaría a cabo la recepción. Allí, los invitados disfrutarían de los pasabocas y la repostería maestra de Rossana Frieri.

Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía
Tatiana Garcés FotografíaConoce más sobre “Tatiana Garcés Fotografía”
Foto: Tatiana Garcés Fotografía

Allí tendrían el brindis en el que por primera vez Juan hablaría de los dos, no tanto como los dos, sino como uno solo. Los invitados se llevarían de recuerdo una suculenta de esas que se cultivan en el oriente antioqueño, cada una de ellas con mensajes de unión y amor que recordarían la frase que también estaría en los letreros de las tortas: Juan David y Natalia, ¡Juntos es mejor!

Fotografía: Tatiana Garcés | Vestido de la novia: Sposa Mía | Zapatos de la novia: Lina Betancur | Maquilaje y peinado de la novia: Manuela Barrera | Traje del novio: Lugó Lugó | Zapatos del novio: NO BRAND | Ceremonia Iglesia de Nuestra Señora de Chiquinquirá en Rionegro | Anillo de compromiso y argollas: Kevin’s Joyeros | Organizadora de la boda: Carolina Cárdenas | Repostería: Rossana Frieri |

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tu empresa pertenece al mundo de las bodas, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 20 países. Más información